21 de marzo: Día Internacional de los Bosques. Es hora de cambios estructurales.

En 2012, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 21 de marzo como Día Internacional de los Bosques, siendo 2013 el primer año en celebrarlo oficialmente.

Esto a la luz de la acelerada perdida de bosques en todo el mundo. La organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura ha determino que desde 1990 se han perdido 420 millones de hectáreas de bosque en todo el mundo. Una superficie cercana al doble del territorio continental de la Argentina.

Entre los 10 países que más han destruido sus bosques en este periodo se encuentra la Argentina. Aunque los desmontes han sido intensos durante casi todo el siglo 20, en su última década y en las primeras del siglo XXI, la trasformación de bosques en cultivos y pasturas se aceleró.

El paquete tecnológico, integrado por cultivos transgénicos (principalmente soja) agrotóxicos, y una mayor tecnificación basada en combustibles fósiles, ha protagonizado este proceso de perdida de bosques.

Luego de un fuerte activismo socio ambiental, protagonizado por las organizaciones campesinas e indígenas, se sancionaron las leyes de Bosques (N⁰26331) y de territorios indígenas (N⁰26160). Si bien ambas muy importantes para poner coto a el acaparamiento y destrucción intensiva por parte de sector agroindustrial, han sido totalmente insuficientes para asegurar la continuidad de las grandes masas de bosques nativos y los derechos de los pueblos que en el viven.

Luego de 15 años de recorrido de ambas leyes, el paradigma debe cambiar. Una década y media es tiempo suficiente para obtener lecciones importantes. Desde Amigos de la Tierra entendemos que es momento de prohibir totalmente los desmontes y dar carácter permanente a las salvaguardas temporales declaradas en la ley 26160 para los territorios indígenas.

Debemos pasar de un enfoque de discusión del ordenamiento territorial que pretende establecer la convivencia del modelo extractivista con áreas de conservación, a uno basado en objetivos de transición hacia la agroecología de los establecimientos dedicados a monocultivos, a la vez que se priorizan zonas de restauración y se fortalece la gestión comunitaria de los bosques de las comunidades indígenas y campesinas.

Los impactos sociales de la perdida de los servicios ecosistémicos que los bosques brindan, están a la vista de toda la sociedad; sequias e inundaciones más frecuentes e intensas, pandemias, desplazamientos de poblaciones humanas, perdida de productos forestales no madereros y posibilidades de desarrollo a escala local.

Es hora de asegurar los derechos de quien habitan en los bosques y salvaguardar los servicios ecosistémicos que los bosques brindan a toda la sociedad, es hora de parar totalmente los desmontes, fortalecer la gestión comunitaria y comenzar la restauración de los bosques destruidos y degradados.

Es hora de cambios estructurales para salvar los bosques nativos de la Argentina.

 

Análisis del proceso de construcción de las propuestas nacionales para la lucha contra el cambio climático

El informe “Análisis y panorama de las Contribuciones Determinadas a nivel Nacional en Argentina” es un documento de análisis del proceso de construcción de las propuestas nacionales para la lucha contra el cambio climático, en el marco de los acuerdos internacionales de reducción de emisiones. Las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional son un conjunto de medidas cuantificables para alcanzar el objetivo meta de Argentina, que al año 2030 pretende no exceder un total de emisiones de 483 millones de toneladas de CO2eq (huella de carbono).

 

 

En su primer parte el documento realiza una descripción sobre el proceso de conformación de las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional, el estado de situación de cada sector económico y productivo en la generación de emisiones, las propuestas sectoriales en metas de reducción de CO2eq. En la segunda parte, el documento realiza una evaluación y análisis crítico de la evolución de los compromisos de reducción, y un análisis sobre los procesos participativos y la incidencia de las voces de las organizaciones ecologistas y la sociedad civil.

 

Resumen del documento:
Capítulo 1. Recorrido por el proceso de elaboración de las contribuciones determinadas a nivel nacional en Argentina.
Capítulo 2. Estado de situación y emisión por sectores. Metas de reducción de emisiones de acuerdo a los planes de acción sectoriales (Energía, Bosques, Transporte, Industria, Agricultura y ganadería, Infraestructura y territorio).
Capítulo 3. Evaluación por sector del cumplimiento de las metas de reducción y mitigación. Análisis de procesos en marcha y falsas soluciones.
Capítulo 4. Análisis de los procesos de participación ciudadana y alternativas desde los pueblos.

Lee aquí el Informe NDC

UE-Mercosur: un acuerdo sobre la desigualdad

El acuerdo Unión Europea – Mercosur se negoció por 20 años. Sin embargo, bajo el gobierno neoliberal de Mauricio Macri se cerró un preacuerdo en 6 meses, a través de negociaciones poco transparentes y con una enorme falta de información. Este tratado, tal como se encuentra actualmente, propicia las políticas extractivistas en América Latina, y por ende debilita las democracias que ya se encuentran bajo ataque en nuestro continente.

En Argentina, la tercera economía del cono sur, no sólo fue ratificado, sino impulsado fuertemente, sin existir estudios de impacto ni información pública. Los beneficiarios son sectores minoritarios que participan del comercio exterior, no las mayorías trabajadoras.

La asimetría entre el Mercosur y la Unión Europea es evidente. El presente acuerdo sólo profundiza las desigualdades entre ambos bloques, y no incentiva ni la industria nacional ni la del Mercosur. La gestión del gobierno actual, bajo la presidencia de Alberto Fernández  no ve con buenos ojos este tratado, debido justamente a su disparidad. La posición argentina en este escenario es clave, ya que el signo político de los demás miembros del Mercosur  ha virado a la derecha, lo que propicia las políticas neoliberales, entre las que se encuentra este tratado.

Es necesaria asimismo una articulación internacional con marcada solidaridad internacionalista, ya que estas asimetrías y doble estándar en materias como protección ambiental y DDHH entre los pueblos de Europa y América Latina no pueden ser validadas bajo la forma de un tratado comercial.

El 28 de junio de 2019, se anunció la conclusión de las negociaciones luego de dos décadas de idas, venidas, tensiones y negociaciones entre los dos bloques económicos. En la actualidad, uno de los ámbitos más destacados del debate sobre el tratado es el ambiental. Nunca antes el cuidado del ambiente había tenido un perfil tan alto en las negociaciones internacionales para tratados de libre comercio. Esto se materializó el miércoles 7 de octubre,  cuando los eurodiputados impugnaron el acuerdo presentado,  en una votación que presenta por primera vez cuál es la opinión mayoritaria en ese organismo, sin cuyo visto bueno no puede formalizarse el convenio comercial. El rechazo de los eurodiputados al acuerdo comercial no significa un veto al tratado, que aún no fue oficialmente sometido al Parlamento, pero sí muestra por primera vez que la mayoría de los legisladores europeos se resiste a la idea de aprobarlo. El eje de la impugnación al acuerdo fue la preocupación por el cambio climático, un tema que se ha vuelto central en el debate político europeo de los últimos años y que es una bandera levantada en alto por varios partidos[1]. Sin embargo, este no es su único lado oscuro.

El rechazo actual se centra en el presidente de Brasil Jair Bolsonaro, pero lo que se impugna es el mismo problema que tiene Argentina: los incendios forestales para la extensión de la frontera agroexportadora. El acuerdo,  es de por sí contradictorio con las políticas climáticas acordadas en París por los líderes mundiales y ratificada por nuestro país, y este cumplimiento es una condición del acuerdo comercial. Sin embargo,  no incluye mecanismos exigibles o sanciones por incumplimiento a la protección del monte nativo.

Además, la deforestación y el incumplimiento de las metas de reducción de emisiones,  no serían el único impacto ambiental: la liberalización del comercio en el clima implica múltiples efectos negativos, incluidas emisiones de gas metano, aumento del transporte y contaminación marítima, aumento de uso de agrotóxicos, etc.

A estos impactos se sumarían los económicos, laborales e industriales, dado que el acuerdo implica la reducción de la matriz productiva interna a favor de la apertura de importaciones en rubros clave para el sector productivo nacional.

Si bien la firma del acuerdo implica un grado de avance significativo hacia su concreción, aún es necesario dar el debate en el Congreso, y la dirigencia política del gobierno actual se ha pronunciado en contra antes de asumir sus funciones en 2019.

Por otro lado, el gobierno nacional ha impulsado, durante el contexto actual de crisis pandémica, una serie de medidas para la recuperación económica vinculadas a la protección al mercado interno, la promoción de la industria nacional y el control de retenciones, medidas que se contraponen a la lógica intervencionista del acuerdo por sobre la soberanía de las naciones del Mercosur.

La posición de Argentina en el contexto político regional es fundamental para frenar la ratificación de este acuerdo claramente dañino para nuestra región, dado que el resto de los países que componen el Mercosur ya han dado claras intenciones de acompañar la iniciativa europea. Organizaciones socioambientales de ambos bloques nos organizamos en contra de un acuerdo que no respete la integridad de nuestros territorios ni nuestros derechos democráticos a una vida digna.

[1]https://www.tiempoar.com.ar/nota/bolsonaro-eje-del-rechazo-europeo-al-acuerdo-ue-mercosur (consultada el 10/10/2020)

Ley de Humedales: ¿Cómo sigue el debate en el Congreso?

En medio de una pandemia mundial y de decenas de miles de focos de incendio en el país y el continente, el pasado 23 de octubre nos encontramos desde la virtualidad para actualizarnos sobre cómo sigue el proyecto de Ley de Humedales en el Congreso. Participó Sofía Astelarra, miembra del Grupo de Estudios de Investigaciones del Instituto Gino Germani y del Observatorio de Humedales del Delta, Ana di Pangracio de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales y Humedales sin Fronteras  y Emilio Spataro, coordinador de Bosques y Biodiversidad de Amigos de la Tierra Argentina.

Una de las movilizaciones en Corrientes para pedir #LeydeHumedalesYA. Foto: Guardianes del Yvera.

Para un panorama de la magnitud del problema y de quiénes están involucrades en el cuidado de los territorios, Sofía Astelarra nos contaba: “En lo que va del año llevamos casi 36 mil focos de incendios y según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego casi 200.000 hectáreas han sido afectadas. La situación realmente es trágica y esto tiene que ver con un punto de inflexión al cual no podemos evitar prestarle atención a la crisis climática. La sanción y la aplicación de la ley de humedales desde quienes apostamos por el eco-transfeminismo también implica establecer una relación de cuidado de eco-interdependencia e inter-especista y de convivencia con los humedales y su biodiversidad. El eco transfeminismo promueve una política de cuidado de la vida y de comunalidad de los territorios por eso es clave generar mecanismos de participación y de financiamiento social para que la gestión y la aplicación de esta ley esté en manos de las comunidades locales” 

Desde una visión normativa, Ana Di Pangracio analizaba las posibilidades que nos brindan las leyes de presupuestos mínimos, una figura que muchas veces genera tensiones entre las autoridades provinciales y las nacionales.  “La herramienta que tenemos consagrada en la constitución es la figura de las normas de presupuestos mínimos.  Creemos que  corresponde adoptar aquellas en el marco del trabajo de inventario nacional de humedales no sólo para proteger a los humedales  por los beneficios que nos brindan a las personas sino avanzar y promover una perspectiva de derechos no sólo en cuanto a acceso a la información y a la participación ciudadana para que haga una ley que desde su discusión y luego su implementación se construya de abajo hacia arriba sino que también incorpore otras visiones como la importancia de poner de relieve los roles que las mujeres juegan en defensa y protección de los de los humedales. Por lo tanto, incorporar una perspectiva de género y de interculturalidad es un elemento muy importante para los humedales que son territorios de comunidades locales e indígenas” 

En tanto Emilio Spataro coordinador de ATA, reflexionó acerca del contexto de destrucción que sufren los humedales y los mecanismo que prevé la ley para revertir la situación; Una de las prioridades para la protección de los humedales es frenar su destrucción en el corto plazo “¿Por qué apuntar primero a frenar a los impulsores de la pérdida de humedales?. Estuvimos trabajando justamente en principios para la inclusión de los humedales en el ordenamiento territorial para consolidar el concepto de moratoria a las actividades que están llevando a la pérdida y deterioro de los humedales.

Hoy lo que tenemos es un proyecto de síntesis que lo que se basa es en  el reconocimiento de que los humedales son bienes comunes por más que no lo menciona específicamente la ley pero entre todas sus definiciones queda consolidado que la sociedad en la argentina necesita mantener en funcionamiento la integridad ecológica de los humedales y valorarlos por su valor intrínseco por sobre el interés particular. Aquellos que quieran desarrollar alguna actividad lícita en los humedales, no podrán estar por sobre el bien y el interés general ya que primero debemos frenar la pérdida de estos ambientes que son esenciales para la vida y para la posibilidad de la sustentabilidad de la Argentina.

Necesitamos ponernos como sociedad a discutir cuáles son los criterios de sustentabilidad, cuáles son los límites a la ocupación humana de los humedales, cuáles son las actividades que queremos privilegiar porque son las que llevan al bienestar común de la mayoría de la sociedad y cuáles son aquellas actividades que no pueden continuar o que no pueden continuar de la forma en la que se están haciendo.

Resulta fundamental para el movimiento de organizaciones socioambientales de Argentina el consenso logrado en la búsqueda de la protección de humedales, así como el propio reconocimiento social hacia estos ecosistemas logrado por años de luchas territoriales y culturales de las personas comprometidas: 

Tenemos que seguir independientemente de la sanción de la ley. Si es con la ley será a través de las herramientas de gestión creadas para que se apliquen, para impulsarlas y para que no sean pervertidos y si es sin la ley, será desarrollando todas las estrategias y potenciando la construcción de los últimos años en los cuales no hemos dejado también de salvar muchísimos humedales y de militar en defensa de estos territorios

Para ver el debate entero, les dejamos el link de Youtube:

https://www.youtube.com/watch?v=unMGCDuCP3Q&t=28s

La deuda es con nosotras y la naturaleza

Compartimos nuestra denuncia en el Juicio Popular contra la Deuda y el FMI, presentada el 17 de septiembre .

Denunciamos el conflicto capital-vida y las crisis interrelacionadas

El modelo extractivo y de producción y consumo que sostiene las sociedades que habitamos es incompatible con la regeneración de la vida y genera una cultura que desvaloriza tanto el trabajo de cuidados como la importancia de la naturaleza, provocando una invisibilización de ambos, pero sin embargo desarrollando intensos procesos colonialistas y extractivistas de los cuerpos y territorios. Como resultado existe una tensión constante e irresolvible entre el capital y la vida, la cual siempre está bajo amenaza.

Este sistema económico desemboca hoy en una crisis pandémica como la que atravesamos, que no es más que la manifestación explícita de las crisis interrelacionadas que enfrentamos desde hace muchos años: la crisis del clima, del agua, de la biodiversidad, el escándalo de la pobreza, la crisis de cuidados, la crisis de salud. Todas estas crisis tienen sus  causas estructurales en el sistema capitalista, que ha demostrado su incapacidad  y su desinterés por preservar la vida digna y cuidar de los pueblos la naturaleza y los territorios.

Denunciamos las falsas soluciones

Hoy una vez más la responsabilidad de solución se carga sobre el trabajo invisibilizado y precarizado de las mujeres y proveedoras de cuidados,  así como también se aprovecha para un avance más profundo sobre la naturaleza, ofreciendo falsas soluciones a la crisis económica, mediante incendios de humedales, minería declarada como actividad esencial y proyectos para granjas industriales de cerdos.

No resulta viable ni ético que los organismos internacionales de crédito e inversionistas ofrezcan las mismas recetas y falsas soluciones que nunca funcionaron, ante una crisis inédita generada por ellos mismos y sus políticas.

Reclamamos medidas de recuperación justa

En primer lugar, abandonar neoliberalismo y la austeridad propuesta por organismos como el FMI, y adoptar políticas inmediatas basadas en la justicia distributiva pero reconociendo los límites ecológicos. Es imprescindible que los gobiernos no socialicen las pérdidas de las grandes empresas y garanticen los servicios públicos para toda la población.  Los gobiernos deben cerrar las negociaciones de liberalización comercial e inversiones cuyo propósito es apuntalar aún más el poder de las empresas transnacionales a expensas del sur global. Asimismo se deben comprometer a aprobar legislación jurídicamente vinculante sobre empresas transnacionales y Derechos Humanos a nivel internacional.

En segundo lugar las medidas de recuperación deben fundarse la solidaridad internacionalista. Es necesario anular todas las deudas del sur global, porque el sur es acreedor de una deuda ecológica histórica. Tiene que aplicarse un principio de pago y reparaciones por la deuda climática y la deuda ecológica garantizando fondos como subvenciones no reembolsables, sin condicionalidades agregadas y no como préstamos.

En tercer lugar es fundamental fortalecer la democracia y garantizar los derechos humanos y de los pueblos. Fortaleciendo la lucha internacionalista contra la derecha, el fascismo y el racismo, revertir los golpes de estado que se vinieron dando en nuestra región con fuertes vínculos al poder económico y con avances de la agenda extractivista.

Por último, en cuarto lugar necesitamos que los gobiernos respondan a esta crisis múltiple con una agenda transformadora de cambio de sistema para no volver a la vieja normalidad racista, neocolonial, patriarcal, violenta y ecocida.

La crisis de coronavirus pone al descubierto que la destrucción de los ecosistemas está facilitando la propagación de patógenos que afectan nuestra salud. Esta no es la primera pandemia que enfrentamos ni será la última, porque el modelo extractivo, fundamentalmente el agronegocio, genera enormes problemas de salud pública y se le debe poner freno, a la vez que se fomenta la agricultura agroecológica y se detienen los desalojos de comunidades campesinas e indígenas. Ahora tenemos que responder a la  crisis del clima y a la crisis de salud de manera simultánea, esto implica dejar de subvencionar a las empresas de energía sucia sustituyéndola por una matriz 100% renovable.

Nos rehusamos a volver a la vieja normalidad de la dominación.

Exigimos una transformación que respete profundamente los principios de cuidados, reorganizando los mismos de manera tal que esa responsabilidad sea compartida entre hombres mujeres y el estado mediante los servicios públicos suficientes y accesibles para todas y todos, y el fin del ecocidio mediante el falso paradigma del desarrollo, recreando una transición hacia otros mundos posibles, donde podamos vivir vidas dignas de ser vividas.

Llamamos a la semana de acción global contra la deuda del 10 al 17 octubre de este año.

Más información:

https://www.foei.org/news/covid-19-coronavirus-crisis-system-change

https://www.foei.org/news/system-change-human-rights-corporations-un-treaty

https://www.foei.org/news/letter-world-trade-organization-wto-covid19-coronavirus-medicine

https://www.foei.org/es/noticias/recuperacion-justa-crisis-covid-19

https://autoconvocatoriadeuda.blogspot.com/

Tierra para los pueblos y los bosques, no para los monocultivos

En una visita de representantes de la Red Latinoamericana contra los Monocultivos de Árboles (RECOMA) en mayo de 2018 a los productores independientes de Puerto piray, en la provincia de Misiones, constatamos que la comunidad del Piray en Km 18 está consustanciada y activa en trabajar las tierras obtenidas, que totalizan 600 hectáreas, mediante el proceso de expropiación (LEY XXIV – Nº 11), tomamos conocimiento de que se encuentran impedidos de hacer uso pleno de su territorio, lo que pone en serio riesgo su desarrollo económico.

En junio de 2013, la Legislatura de Misiones aprobó la expropiación de 600 hectáreas a Arauco. La primera entrega de 166 hectáreas de tierras fue recién en 2017 y el trabajo para los campesinos fue durísimo. Se encontraron con que el terreno estaba muy compactado por los ciclos continuos de plantaciones de 8/9 años y las toneladas de peso de las maquinarias que utilizaba la empresa.  A ello se sumó que, tras años de aplicación de agrotóxicos, cuando apareció un cultivo sin químicos, se llenó de insectos y plagas que habían desaparecido por el uso continuado de los venenos. A pesar de todas estas demoras y dificultades, los productores del Piray han avanzado en la producción con tesón y empeño.

En particular, en estos momentos, en los cuales las familias nos informan de las graves consecuencias que sufren por la profunda crisis económica, es de suma preocupación que no puedan avanzar en sus proyectos productivos sembrando en la totalidad de las tierras que les pertenecen por lucha, derecho y ley.

Esta situación se suma a la intención de la empresa Arauco de volver a plantar árboles en el territorio expropiado por ley. Esta actitud totalmente irresponsable no nos sorprende, ya que funciona en correlato a la postura que asume Arauco para con las comunidades en todos los países donde opera, haciendo uso y abuso de su posición de actor económico dominante y negadora de los impactos sociales y ambientales que sus monocultivos generan localmente.

Se solicitó a la gobernación de la provincia y el consejo deliberante que finalmente cumpla la ley, entregando las restantes 434 hectáreas, y que arbitre todos los medios a su alcance para hacer cesar esta gravísima situación de injusticia que impide a los Productores Independientes del Piray acceder a sus tierras, mediante una nota firmada por 15 organizaciones de toda américa latina, y seguimos recolectando adhesiones y apoyos. Tierra para los pueblos y los bosques, no para los monocultivos!!

Hacia la Cumbre de la Naturaleza en 2020

Comenzó la reunión abierta del grupo de trabajo sobre el marco post 2020, en Nairobi, Kenia. Del día 27 al 30 de este mes se desarrolla en la sede de las Naciones Unidas el plenario compuesto por las partes, es decir, los delegados de los Estados miembros del Convenio de Diversidad Biológica (CDB), pero también la sociedad civil, las organizaciones de mujeres, pueblos originarios, jóvenes y comunidades locales.

Tanto la apertura que contó con presentaciones de las autoridades del PNUMA y el CDB, como las intervenciones de las delegaciones, giraron en torno al reconocimiento de la gravedad de la situación que atraviesa la biodiversidad. (2)

Las metas de Aichi fijadas en 2010 por 10 años no serán cumplidas en el 2020. Esta realidad no solo se refleja en el seguimiento de las metas país por país, el análisis de la biodiversidad global, habla por sí solo del dramático momento que vivimos.

Los informes del IPBES (Plataforma Intergubernamental Científico-normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios de los Ecosistemas), dan cuenta de la constante pérdida de biodiversidad a escala planetaria. Recientemente uno de sus informes alertaba que más de un millón de especies se encuentran en peligro de extinción.

El proceso previo.

Amigos de la Tierra Argentina (ATA) participó los días 23 y 24 de abril del taller“Aportes de organizaciones no gubernamentales de América Latina y el Caribe al marco mundial para la biodiversidad posterior a 2020″ organizado por FARN y la CBD Alliance, de la que formamos parte. Luego de este debate se elaboró un informe de síntesis que fue elevado al Secretariado del CBD y también al GRULAC, grupo integrado por los gobiernos de los países de Latinoamérica.

Luego el GRULAC celebró una reunión en Montevideo, Uruguay entre los días 14 y 17 de Mayo. Allí ocurrió el grave intento del gobierno de Brasil de limitar la participación de la Sociedad Civil, pidiendo el apartamiento de los representes de las mismas de la sala, para poder discutir en privado. Esto fue protestado y no permitido tanto por las organizaciones presentes como por varios países.

En Argentina el punto focal del Convenio de Diversidad Biológico es la cancillería, pero es la Comisión Nacional Asesora para la Conservación y Utilización Sostenible de la Diversidad Biológica (CONADIBIO) la encargada de asesorar a la Secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación de todos los aspectos relacionados con la implementación del Convenio de Diversidad Biológica. (7)

Además, la CONADIBIO debe realizar el seguimiento de la implementación de la Estrategia Nacional sobre Biodiversidad y Plan de Acción 2016 – 2020 (ENBPA 2016-2020).Además de planificar, considerar y aprobar acciones de implementación de la ENBPA para ser propuesto a la autoridad de aplicación. Y es quien debe compartir información sobre la participación en foros y actividades vinculadas a la biodiversidad (CDB, IPBES, CITES, etc.).

Lamentablemente las actividades de la CONADIBIO con la sociedad civil son escuetas. En 2019 solo se han realizado dos reuniones. Una sola con respecto al marco post 2020 donde no se arribaron todos los temas inherentes a este proceso.

Amigos de la Tierra Argentina participó de esta última reunión de CONADIBIO dedicada específicamente al Marco Mundial sobre Diversidad Biológica Post 2020 (Marco Post 2020), la cual tuvo lugar el martes 18 de junio en dependencias de la Secretaría de Gobierno de Ambiente y Desarrollo Sustentable.

La agenda tratada fue contenido, estructura y alcance del Marco Post 2020. Mecanismos de Implementación, contribuciones o compromisos voluntarios. Proyección a futuro. Desafíos para la implementación a nivel nacional. (8)

Más allá del poco tiempo dedicado a la participación y difusión de la información, desde ATA ponemos el acento en el no cumplimiento de la mayoría de las metas de Aichí por parte de la Argentina. Si bien se crearon nuevas áreas protegidas, se ha retrocedido en la conservación de las mismas, entregando concesiones petroleras y turísticas dentro de los Parques Naciones. También se ha retrocedido en el respeto a los pueblos originarios creando parques en territorio indígena sin el consentimiento previo libre e informado (Parque Nacional Iberá) y resolviendo mediante la criminalización y la violencia los conflictos surgidos por parques creados en el pasado en tierras indígenas (asesinato de Rafael Nahuel).

Por otra parte el incumplimiento permanente de ley de bosques, con desmontes en áreas prohibidas, el lobby político y empresarial para no sancionar la ley de humedales, la prorroga a subsidios nocivos como la ley de apoyo al monocultivo forestal por parte del Estado, la destrucción de la Secretaria de Agricultura Familiar, el desfinanciamiento del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, y la clara vocación de impulso a la infraestructura y  políticas públicas que impulsan el agronegocio; demuestran el claro fracaso en la implementación de las metas de Aichi en la Argentina.

Lamentablemente el informe presentado por Estado Argentino, contradice esta realidad o la ignora deliberadamente.

Reunión de las partes en Nairobi

Llegamos a ésta reunión con el antecedente del intento de proscripción de participación de Brasil, lo cual parecería revertido ante la declaración de Costa Rica en nombre de toda Latinoamérica (Grulac), reafirmado el compromiso de la región con la participación y la transparencia en el proceso. Pero ésta afirmación positiva queda de lado ante la gravedad de lo ocurrido en el Amazonas. Si bien el mundo se alarma por que arde el pulmón del planeta, Brasil no hizo una sola mención en sus intervenciones a lo que ocurre. Este ruidoso silencio se magnifica en la hipocresía de Europa y China, quienes reafirman sus compromisos con la conservación de la biodiversidad y se escandalizan por el fuego en el Amazonas, pero no dicen una sola palabra sobre el rol de sus intereses económicos en la destrucción de las selvas amazónicas.

¿Quién consume los minerales, soja, carne y aceite de palma que destruye la selva?

La postura latinoamericana en general y de los países miembros en particular versa casi exclusivamente sobre el pedido de dinero para poder cumplir con la conservación. Si bien Amigos de la Tierra apoya a que el norte global asuma su mayor responsabilidad histórica (por la colonización) y actual (por el consumo de sus poblaciones y el accionar de las empresas), alerta acerca de que este enfoque oculta la necesidad de tomar medidas contra los impulsores de la pérdida de biodiversidad y lleva a centrarse solo en proyectos conservacionistas.

La postura de la Unión Europea no es mejor, hasta el momento sus principales intervenciones en la reunión plenaria se dedican a impulsar la integración de los sectores económicos en la conservación de la naturaleza. Valorización de los recursos genéticos, economía circular y capital verde, compromisos corporativos voluntarios y oportunidades de negocios ante la crisis ambiental, son el principal interés europeo. De ésta forma no solo no pagarán por el daño causado ni se harán responsable del daño que siguen generando en todo el mundo, sino que distraen a todos los países del sur con falsas soluciones para continuar expoliando su conocimiento y recursos.

La sociedad civil presente insiste con la voz y el cuerpo en poner de relevancia lo central: la solidaridad transgeneracional reclamada por los jóvenes, el respeto por los derechos de las mujeres y el reconocimiento de que son ellas las guardianas de la biodiversidad y quienes padecen en primera línea las consecuencias de su perdida. Los pueblos indígenas históricos despojados de sus territorios y bienes, pero que aún conservan en sus tierras no menos del 30% de la biodiversidad local, junto con los campesinos que alimentan a la humanidad con modelos de producción donde la biodiversidad está presente y los grupos ecologistas que señalamos aquello que quieren esquivar:

La biodiversidad está en crisis y las causas son la minería, la transformación de tierras en monocultivos y urbanizaciones, la contaminación y la sobre pesca. Si no se detienen urgentemente estos impulsores, no quedará nada que conservar, los ecosistemas no funcionaran, el calentamiento global no será detenido, ni siquiera disminuido.

NECESITAMOS QUE EL PROCESO DE DISCUSION DEL NUEVO MARCO SE CENTRE EN DETENER RELAMENTE A ESTOS IMPULSORES DE LA PERDIDA DE BIODIVERSIDAD.

¡YA NO HAY MÁS TIEMPO!

Documentos mencionados:

  1. Convenio de Diversidad Biológica: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://www.cbd.int/undb/media/factsheets/undb-factsheets-es-web.pdf&ved=2ahUKEwjc6KeHoabkAhWLY1AKHfDmA8kQFjABegQIBRAL&usg=AOvVaw0x05VHvy-1vAw__PXlX79M
  2. Página CDB: https://www.cbd.int/
  3. Metas de Aichi:https://www.cbd.int/doc/strategic-plan/2011-2020/Aichi-Targets-ES.pdf
  4. IPBES: https://www.ipbes.net/news/Media-Release-Global-Assessment
  5. INFORME DEL TALLER LATINOAMERICA: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://farn.org.ar/archives/26680&ved=2ahUKEwjGvOevoabkAhXKKlAKHVX5B9EQFjAAegQIAxAB&usg=AOvVaw3aI2m0inF-nAVreA1E8hLc
  6. GRULAC: REUNION DE LA GRULAC: https://www.google.com/url?sa=t&source=web&rct=j&url=https://www.cbd.int/doc/c/e7c9/2ab6/8981efe7d9b1ff151a21ea54/post2020-ws-2019-05-02-es.docx&ved=2ahUKEwj2gb2soqbkAhUEfFAKHaFQBmMQFjAHegQIChAB&usg=AOvVaw2c3NS5kduEcCkhALXvDbq4
  7. CONABIO: https://www.argentina.gob.ar/ambiente/biodiversidad/estrategianacional/conadibio
  8. Reunión CONABIO: https://www.argentina.gob.ar/sites/default/files/minuta_conadibio_reu_marco_post2020_18jun.pdf

Más información:

https://rmr.fm/informes-especiales/urge-un-cambio-de-sistema-para-enfrentar-grave-crisis-de-la-biodiversidad/