El Aborto Legal se convierte en Ley en Argentina, garantizando el derecho a decidir y la autonomía de las mujeres y disidencias

Somos partícipes de una enorme revolución. La llaman la revolución de las hijas, pero sabemos que se construyó generación tras generación de lucha de  mujeres que pusieron sus cuerpos, sus ideas y sus convicciones para construir un mundo más justo para todes.  Desde ayer en Argentina estamos más cerca del ejercicio pleno de la autonomía de nuestros cuerpos. Desde ayer estamos en un país un poco más justo, que ha saldado una de las deudas históricas de la democracia, especialmente con las personas con  capacidad de gestar.

Desde ayer, el aborto es un derecho en nuestro país y somos conscientes que no sólo es una cuestión de salud pública sino también de justicia social. Hemos ganado una de las batallas contra el patriarcado, que nos impedía decidir y planificar nuestras vidas, ubicándonos a las mujeres en un rol social de meras reproductoras de vida y encargadas de los cuidados. El Estado no nos empujará más a la clandestinidad, ni nos penalizará por decidir sobre nuestros cuerpos sometidos a la violencia estructural e histórica. 

Como mujeres ecologistas, entendemos que defender la vida no consiste en obligar a maternidades forzadas, sino que todas y todos puedan desarrollar una vida plena en dignidad, habitando un territorio propio y sano.  Para desarrollar esta vida plena y en dignidad, es necesario abolir la matriz de la opresión que sufrimos al mismo tiempo que la naturaleza, la cual es profundamente patriarcal. 

Con el poder de decidir que estamos conquistando las mujeres en el sur del Sur, a través de la  organización popular, de la construcción de otras formas de hacer política y de la lucha incansable, el patriarcado se resquebraja un poco, para que podamos derribarlo y construir otros mundos posibles, donde la violencia y la injusticia no tengan lugar.

El movimiento feminista ha inundado todos los espacios. La marea verde nos hace sentirnos acompañadas y poderosas, nos hace florecer el compañerismo.  Verde es un color que amamos de doble manera.  Este día es bisagra en Argentina y sabemos que el pañuelo verde ya recorre todo el continente, dando esperanza a más mujeres que siempre contarán con la sororidad internacionalista de sus hermanas. Como resuenan las voces de los cantares populares, esos que se escuchan en las calles, en la lucha y en el movimiento: América Latina va a ser toda feminista!

 

 

Ley de Humedales: ¿Cómo sigue el debate en el Congreso?

En medio de una pandemia mundial y de decenas de miles de focos de incendio en el país y el continente, el pasado 23 de octubre nos encontramos desde la virtualidad para actualizarnos sobre cómo sigue el proyecto de Ley de Humedales en el Congreso. Participó Sofía Astelarra, miembra del Grupo de Estudios de Investigaciones del Instituto Gino Germani y del Observatorio de Humedales del Delta, Ana di Pangracio de la Fundación Ambiente y Recursos Naturales y Humedales sin Fronteras  y Emilio Spataro, coordinador de Bosques y Biodiversidad de Amigos de la Tierra Argentina.

Una de las movilizaciones en Corrientes para pedir #LeydeHumedalesYA. Foto: Guardianes del Yvera.

Para un panorama de la magnitud del problema y de quiénes están involucrades en el cuidado de los territorios, Sofía Astelarra nos contaba: “En lo que va del año llevamos casi 36 mil focos de incendios y según el Servicio Nacional de Manejo del Fuego casi 200.000 hectáreas han sido afectadas. La situación realmente es trágica y esto tiene que ver con un punto de inflexión al cual no podemos evitar prestarle atención a la crisis climática. La sanción y la aplicación de la ley de humedales desde quienes apostamos por el eco-transfeminismo también implica establecer una relación de cuidado de eco-interdependencia e inter-especista y de convivencia con los humedales y su biodiversidad. El eco transfeminismo promueve una política de cuidado de la vida y de comunalidad de los territorios por eso es clave generar mecanismos de participación y de financiamiento social para que la gestión y la aplicación de esta ley esté en manos de las comunidades locales” 

Desde una visión normativa, Ana Di Pangracio analizaba las posibilidades que nos brindan las leyes de presupuestos mínimos, una figura que muchas veces genera tensiones entre las autoridades provinciales y las nacionales.  “La herramienta que tenemos consagrada en la constitución es la figura de las normas de presupuestos mínimos.  Creemos que  corresponde adoptar aquellas en el marco del trabajo de inventario nacional de humedales no sólo para proteger a los humedales  por los beneficios que nos brindan a las personas sino avanzar y promover una perspectiva de derechos no sólo en cuanto a acceso a la información y a la participación ciudadana para que haga una ley que desde su discusión y luego su implementación se construya de abajo hacia arriba sino que también incorpore otras visiones como la importancia de poner de relieve los roles que las mujeres juegan en defensa y protección de los de los humedales. Por lo tanto, incorporar una perspectiva de género y de interculturalidad es un elemento muy importante para los humedales que son territorios de comunidades locales e indígenas” 

En tanto Emilio Spataro coordinador de ATA, reflexionó acerca del contexto de destrucción que sufren los humedales y los mecanismo que prevé la ley para revertir la situación; Una de las prioridades para la protección de los humedales es frenar su destrucción en el corto plazo “¿Por qué apuntar primero a frenar a los impulsores de la pérdida de humedales?. Estuvimos trabajando justamente en principios para la inclusión de los humedales en el ordenamiento territorial para consolidar el concepto de moratoria a las actividades que están llevando a la pérdida y deterioro de los humedales.

Hoy lo que tenemos es un proyecto de síntesis que lo que se basa es en  el reconocimiento de que los humedales son bienes comunes por más que no lo menciona específicamente la ley pero entre todas sus definiciones queda consolidado que la sociedad en la argentina necesita mantener en funcionamiento la integridad ecológica de los humedales y valorarlos por su valor intrínseco por sobre el interés particular. Aquellos que quieran desarrollar alguna actividad lícita en los humedales, no podrán estar por sobre el bien y el interés general ya que primero debemos frenar la pérdida de estos ambientes que son esenciales para la vida y para la posibilidad de la sustentabilidad de la Argentina.

Necesitamos ponernos como sociedad a discutir cuáles son los criterios de sustentabilidad, cuáles son los límites a la ocupación humana de los humedales, cuáles son las actividades que queremos privilegiar porque son las que llevan al bienestar común de la mayoría de la sociedad y cuáles son aquellas actividades que no pueden continuar o que no pueden continuar de la forma en la que se están haciendo.

Resulta fundamental para el movimiento de organizaciones socioambientales de Argentina el consenso logrado en la búsqueda de la protección de humedales, así como el propio reconocimiento social hacia estos ecosistemas logrado por años de luchas territoriales y culturales de las personas comprometidas: 

Tenemos que seguir independientemente de la sanción de la ley. Si es con la ley será a través de las herramientas de gestión creadas para que se apliquen, para impulsarlas y para que no sean pervertidos y si es sin la ley, será desarrollando todas las estrategias y potenciando la construcción de los últimos años en los cuales no hemos dejado también de salvar muchísimos humedales y de militar en defensa de estos territorios

Para ver el debate entero, les dejamos el link de Youtube:

https://www.youtube.com/watch?v=unMGCDuCP3Q&t=28s

La deuda es con nosotras y la naturaleza

Compartimos nuestra denuncia en el Juicio Popular contra la Deuda y el FMI, presentada el 17 de septiembre .

Denunciamos el conflicto capital-vida y las crisis interrelacionadas

El modelo extractivo y de producción y consumo que sostiene las sociedades que habitamos es incompatible con la regeneración de la vida y genera una cultura que desvaloriza tanto el trabajo de cuidados como la importancia de la naturaleza, provocando una invisibilización de ambos, pero sin embargo desarrollando intensos procesos colonialistas y extractivistas de los cuerpos y territorios. Como resultado existe una tensión constante e irresolvible entre el capital y la vida, la cual siempre está bajo amenaza.

Este sistema económico desemboca hoy en una crisis pandémica como la que atravesamos, que no es más que la manifestación explícita de las crisis interrelacionadas que enfrentamos desde hace muchos años: la crisis del clima, del agua, de la biodiversidad, el escándalo de la pobreza, la crisis de cuidados, la crisis de salud. Todas estas crisis tienen sus  causas estructurales en el sistema capitalista, que ha demostrado su incapacidad  y su desinterés por preservar la vida digna y cuidar de los pueblos la naturaleza y los territorios.

Denunciamos las falsas soluciones

Hoy una vez más la responsabilidad de solución se carga sobre el trabajo invisibilizado y precarizado de las mujeres y proveedoras de cuidados,  así como también se aprovecha para un avance más profundo sobre la naturaleza, ofreciendo falsas soluciones a la crisis económica, mediante incendios de humedales, minería declarada como actividad esencial y proyectos para granjas industriales de cerdos.

No resulta viable ni ético que los organismos internacionales de crédito e inversionistas ofrezcan las mismas recetas y falsas soluciones que nunca funcionaron, ante una crisis inédita generada por ellos mismos y sus políticas.

Reclamamos medidas de recuperación justa

En primer lugar, abandonar neoliberalismo y la austeridad propuesta por organismos como el FMI, y adoptar políticas inmediatas basadas en la justicia distributiva pero reconociendo los límites ecológicos. Es imprescindible que los gobiernos no socialicen las pérdidas de las grandes empresas y garanticen los servicios públicos para toda la población.  Los gobiernos deben cerrar las negociaciones de liberalización comercial e inversiones cuyo propósito es apuntalar aún más el poder de las empresas transnacionales a expensas del sur global. Asimismo se deben comprometer a aprobar legislación jurídicamente vinculante sobre empresas transnacionales y Derechos Humanos a nivel internacional.

En segundo lugar las medidas de recuperación deben fundarse la solidaridad internacionalista. Es necesario anular todas las deudas del sur global, porque el sur es acreedor de una deuda ecológica histórica. Tiene que aplicarse un principio de pago y reparaciones por la deuda climática y la deuda ecológica garantizando fondos como subvenciones no reembolsables, sin condicionalidades agregadas y no como préstamos.

En tercer lugar es fundamental fortalecer la democracia y garantizar los derechos humanos y de los pueblos. Fortaleciendo la lucha internacionalista contra la derecha, el fascismo y el racismo, revertir los golpes de estado que se vinieron dando en nuestra región con fuertes vínculos al poder económico y con avances de la agenda extractivista.

Por último, en cuarto lugar necesitamos que los gobiernos respondan a esta crisis múltiple con una agenda transformadora de cambio de sistema para no volver a la vieja normalidad racista, neocolonial, patriarcal, violenta y ecocida.

La crisis de coronavirus pone al descubierto que la destrucción de los ecosistemas está facilitando la propagación de patógenos que afectan nuestra salud. Esta no es la primera pandemia que enfrentamos ni será la última, porque el modelo extractivo, fundamentalmente el agronegocio, genera enormes problemas de salud pública y se le debe poner freno, a la vez que se fomenta la agricultura agroecológica y se detienen los desalojos de comunidades campesinas e indígenas. Ahora tenemos que responder a la  crisis del clima y a la crisis de salud de manera simultánea, esto implica dejar de subvencionar a las empresas de energía sucia sustituyéndola por una matriz 100% renovable.

Nos rehusamos a volver a la vieja normalidad de la dominación.

Exigimos una transformación que respete profundamente los principios de cuidados, reorganizando los mismos de manera tal que esa responsabilidad sea compartida entre hombres mujeres y el estado mediante los servicios públicos suficientes y accesibles para todas y todos, y el fin del ecocidio mediante el falso paradigma del desarrollo, recreando una transición hacia otros mundos posibles, donde podamos vivir vidas dignas de ser vividas.

Llamamos a la semana de acción global contra la deuda del 10 al 17 octubre de este año.

Más información:

https://www.foei.org/news/covid-19-coronavirus-crisis-system-change

https://www.foei.org/news/system-change-human-rights-corporations-un-treaty

https://www.foei.org/news/letter-world-trade-organization-wto-covid19-coronavirus-medicine

https://www.foei.org/es/noticias/recuperacion-justa-crisis-covid-19

https://autoconvocatoriadeuda.blogspot.com/

Los Movimientos en defensa del Agua y sus desafíos en la Cordillera de los Andes

En septiembre de 2018 se realizó la Cumbre del Agua para los pueblos.  El lugar elegido para realizarla no fue casualidad: la provincia de Catamarca ha sido en Argentina, uno de los primeros territorios sometidos al  modelo extractivista. Allí funciona desde finales de los años 90 la explotación minera de oro a cielo abierto más grande del país: la mina Bajo La Alumbrera a 300 de la capital provincial y cercana a poblaciones como Belén y Andalgalá. Tras más de 20 años de explotación de la Alumbrera Catamarca no solo no conoció el desarrollo económico y social sino que es una de las provincias con el mayor índice de pobreza del país.

Durante la cumbre del agua se denunciaron entre otras a  Yamana Gold, que continúa su lobby, exigiendo a las autoridades provinciales la derogación de la ordenanza municipal que, desde 2016, prohíbe la explotación minera en el cordón montañoso Nevado del Aconquija, como forma de cumplimiento de la Ley de Glaciares.

Nora Cortiñas y participantes sanjuaninos de la bicileteada en defensa de la Ley de Glaciares

El mismo año del Encuentro del Agua, 2018, luego de 7 años, se publicó oficialmente el inventario de Glaciares, y a posterior de  la publicación las organizaciones Greenpeace Argentina, Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) y la Asociación Argentina de Abogados Ambientalistas denuncian que el inventario no está completo, ya que excluye a los glaciares con una superficie menor a 0,01km21.

Como se puede apreciar, las disputas del agua son muchas, pero en cuanto a los glaciares, tienen dos grandes afectaciones: el derretimiento por aumento de las temperaturas y la minería, con sus múltiples afectaciones en áreas glaciares y periglaciares, así como las consecuencias en el agua de deshielo de la que se alimentan numerosa población al pie de la cordillera.

Pese al nuevo impulso que las luchas por el agua retoman luego de la Cumbre y el inventario de glaciares, las mineras continúan su constante presión para operar desoyendo la Ley de Glaciares.  En marzo de 2019, el entonces presidente Mauricio Macri recibió a autoridades de las empresas mineras Yamana Gold, Glencore y Goldcorp, quienes le presentaron detalles del proyecto llamado «Agua Rica» para la extracción de oro y cobre en la provincia de Catamarca, explotación que duraría 25 años y que genera fuerte rechazo de la población.

En junio de 2019, la Corte Suprema de Justicia declaró la constitucionalidad de la Ley de Glaciares. El resultado de la máxima autoridad judicial nacional, marcó un hito para la preservación de los glaciares.

El 27 octubre de 2019, la Asamblea «El Algarrobo» oriunda del pueblo de Andalgalá, Catamarca, presentó ante la justicia una denuncia penal a los directores de Yacimientos Mineros Agua de Dionisio (YMAD), funcionarios de la Sindicatura General y de la Secretaría de Minería de la Nación, por incumplimiento de los deberes de funcionario público al no respetar el Artículo Nº 6 de la Ley de Glaciares que prohíbe la actividad minera en zona con  glaciares y ambiente periglacial.

A fines de 2019, también en Catamarca, el pueblo de Antofagasta reclamó fuertemente que NO quiere el proyecto del acueducto del río Los Patos para la extracción de litio. Ya suficientes impactos se causaron en el río Trapiche, dejando secas a las vegas perjudicando toda forma de vida de la cuenca. En el Salar del Hombre Muerto, la empresa Minera del Altiplano está extrayendo litio desde 1997 dejando como consecuencia el agotamiento del agua del río Trapiche. Para continuar la explotación se proyecta construir un acueducto que transporte el agua subterránea del acuífero del río Los Patos. El conflicto aún no ha tenido resolución.

En 2019 también se celebraron el país elecciones presidenciales resultando en un cambio de signo político, en el cual resultó elegido el candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. Sin embargo, a pesar del cambio de orientación política, no cambió la política extractivista, donde la minería pugna por erigirse como la solución a la debilitada posición económica del país luego de 4 años de neoliberalismo extremo gerenciados por Mauricio Macri.

Los dirigentes cordilleranos pro-minería, supieron aprovechar la continuidad del impulso minero, por ejemplo el flamante gobernador mendocino Rodolfo  Suarez  y la legislatura de la Provincia de Mendoza, que inmediatamente después de asumir, modificaron el 20 de diciembre la Ley Provincial 7722 de defensa del agua, hecho masivamente rechazado por el pueblo mendocino y apoyado a nivel nacional de manera inmediata.  

Antes de la navidad, el 23 de diciembre, se inició la llamada “Marcha más Grande de la Historia” la cual rechazaba la recién aprobada modificación a la Ley 7722 “que abre paso a la megaminería y profundiza la crisis hídrica que esta viviendo la provincia”. La reforma a la Ley 7722  habilitaba químicos tóxicos antes prohibidos, y columnas de miles de personas avanzaron desde toda la provincia hacia la casa de Gobierno. Al llegar a la Casa de Gobierno, el hashtag #La7722NoSeToca  rápidamente se hizo viral por el apoyo de los ciudadanos/as a la masiva marcha contra la megaminería.

El martes 24, El gobernador Rodolfo Suárez haciendo oídos sordos a las manifestaciones, promulgó la ley que permitía el uso de contaminantes químicos. Pero el  26 de diciembre se vio obligado a llamar “al diálogo” y el 27 a derogar la modificación, resultando  el hecho en un gran triunfo popular del pueblo mendocino en defensa de sus aguas. Este fue el primer revés ambiental del flamante gobierno de Fernández, que a pocos días de asumir el poder se enfrentó de bruces con la contradicción desarrollista.

A raíz de los acontecimientos sucedidos en la provincia de Mendoza, se hicieron eco en todo el país los reclamos por el agua y luego de apoyar fuertemente el reclamo mendocino, cientos de ambientalistas de todo el país se alistaron a organizar una  primera Marcha plurinacional del agua para los pueblos, que se realizaría el 22 de marzo, Día del Agua, confluyendo en la Ciudad de Buenos Aires. Lamentablemente,  a consecuencia de la cuarentena por COVID la marcha fue suspendida.  “La alarma y la conciencia que hoy tenemos con respecto al peligro que corre nuestra vida por un virus, es la alarma que sufrimos día a día en cada uno de nuestros territorios” expresó el comité organizador en su comunicado al respecto (disponible aquí).

Hoy, durante la pandemia, la actividad minera está considerada dentro de las excepciones del decreto del Aislamiento social preventivo y obligatorio  para mantener en pie a la producción, el secretario de minería de la nación, Alberto Hensel dijo que el Gobierno “comenzó a plantear como eje de desarrollo social y económico a la minería” y anunció que desde julio seguirán en la puesta en marcha de “un Plan Estratégico para la actividad que se conviertan en política pública para el sector y en señal clara de seguridad jurídica ante la incertidumbre de quienes quieran invertir”. El presidente de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros (CAEM), Alberto Carlocchia, afirmó: “Yo creo que la minería es una de las alternativas más viables para la reconstrucción que necesitará la Argentina”

Queda claro que el desafío para la gestión pública y la participación comunitaria en cuestiones del agua será un escenario complejo durante los próximos años, con dificultades propias de esta nueva crisis de salud, que se suma con fuerza a la crisis del modelo capitalista que se evidenciaba antes de la aparición del COVID19. La disputa entre modelos de desarrollo antagónicos será de vital importancia en el corto plazo, y será importante darla sin perder de vista el rol de alta conflictividad social que protagonizan las corporaciones trasnacionales mineras en el escenario nacional.

1-https://farn.org.ar/archives/25208

Remada por los ríos llega a su destino este domingo

Atraviesa dos países y 4 provincias, reclamando por el agua y la vida. La preocupación por el estado de los ríos, la contaminación con agrotóxicos y la falta de Ley de Humedales moviliza voluntades en toda la cuenca del Río de la Plata y sus principales afluentes.

 

Gabriela Ferrer, de Santa Fe, CEPRONAT (Centro de protección a la Naturaleza) converso con nosotros para contarnos sobre la remada este año. Su organización participa de la UAC, y es desde la UAC litoral que se impulsa esta acción, “preocupados por todas las problemáticas decidimos hacer una acción que visibilice esta cuestión” “de una manera que sea accesible para la mayor cantidad de gente, se planteo hacer esta remada por postas, arrancando el 14 de marzo que es el día internacional de la lucha por los ríos”

Lanzamiento en simultáneo desde dos ríos: el Uruguay y el Iguazú (Paraná). Cada recorrido se dividió en postas para confluir en Campana (Buenos Aires) recorriendo mas de mil kilómetros en varios cuerpos de agua.

Este sábado sale la última posta desde Campana a Tigre, donde es el acto de llegada, junto al monumento a los remeros. Tan masiva fue la movilización, que desde el Río de la Plata hacia tigre, partió de La Plata la “posta río de la plata” En Tigre, el domingo 26 va a haber un festival para celebrar esta mega movida, con la llegada masiva de remeros y embarcaciones a la ciudad de Tigre.

La remada fue masiva: “esto arrancó en Iguazú provincia de Misiones, atravesó Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe, Buenos Aires, y participó también Uruguay, desde Montevideo y Carmelo para sumarse a remar con nosotros”

 

“Los objetivos son denunciar la grave contaminación que hay con agrotóxicos, plásticos, residuos electrónicos, residuos peligrosos como los cloacales y los farmacológicos (…) por otro lado seguimos con el NO a las represas, rotundo, fue uno de los motivos que generó una de las remadas históricas en el Río Paraná, que culminó con la única provincia que prohibió las represas, que es Entre Ríos (…) después el tema de la Ley de Humedales, pedir que se vuelva a presentar el proyecto que tenía media sanción en diputados y quedó cajoneado en el senado” Pero el tema del agua es también parte de nuestra cultura “por último también, estamos pidiendo salvaguardar y restaurar este carácter especial que tienen los ríos, no sólo verlo como un recurso natural, o bien como un “recurso” económico, una vía navegable o un recurso energético, sino que también tiene un valor espiritual (…) que conecta a la gente desde lo espiritual si se quiere, y eso también vale, y vale muchísimo, y eso no se tiene en cuenta. Bregamos por poner en el tapete el verdadero calor cultural que tiene el rio entre la gente que vive a la vera, y son muchísimas las comunidades que viven en nuestro país a la vera del Paraná, Uruguay, Río de la Plata y todos sus afluentes”

También Gabriela resalta la organización colectiva “nos parece muy importante destacar que hay más de 200 organizaciones ambientales, clubes, escuelas de kayak y autoconvocados que se han sumado a participar en la remada en toda la cuenca, que ha tenido una convocatoria increíble”

Facebook para seguir la remada: @remadaporlosrios