Segundo aniversario del Observatorio de Humedales

El pasado domingo se cumplió el segundo aniversario del Observatorio de Humedales Delta, en defensa del territorio comunitario. En ese marco nos encontramos todos los actores involucrados en esta resistencia colectiva. En el plenario tomaron la palabra compañeras y compañeros, que recordaron lo realizado para recorrer el camino hasta aquí transitado y seguir apostando a esta lucha colectiva.

Con la presencia de miembros de la cooperativa isla esperanza, organizaciones socioambientales, académicxs y vecinxs, la concurrencia se hizo espacio para el debate, la información y también compartir espacios amenos de música y teatro.

web

Para Luciano, “Como dicen varias compañeras y compañeros, permanentemente estamos aprendiendo. El Observatorio ha sido un espacio para venir y colaborar con algo de lo cual somos parte. Nos estamos dando una mano mutuamente. Nace como un espacio de dialogo de saberes isleños con saberes de las Universidades Públicas. Es imprescindible poder estar donde están los problemas reales de nuestro pueblo y de nuestra realidad, por eso es que desde la Universidad Publica estamos acá, con representantes de diferentes espacios de La Plata, de la UBA, de Lujan. Este observatorio se funda a raíz de un pedido de la Cooperativa Isla Esperanza cuando se produce uno de los momentos más difíciles que atravesaron que fue la quema del galpón donde tenían toda la maquinaria que habían juntado con para trabajar los juncos. Cuando les destruyen esto, muchos grupos académicos, organizaciones y luchadores ambientales del delta de hace muchos años vinimos en apoyo y se creó este espacio que tiene que ver con dar la lucha en todos los planos que se pueda y dar la lucha desde los saberes isleños en dialogo con los saberes de las universidades públicas.  Por eso hoy, que estemos todos reunidos acá es un gran festejo.”

Delta y Humedales

Sofía dijo “Nosotros ahora estamos parados en la zona donde iba a ser el terraplén para el estacionamiento de autos del barrio cerrado. Y también el hecho de que nosotros estemos acá, reunidos, y que no exista ese barrio cerrado es porque hubo una lucha muy fuerte de las familias que decidieron resistir su territorio y defenderlo, junto con mucha gente que se fue acercando durante estos once años. Además es muy importante la causa penal que estamos llevando adelante porque es una de las primeras que logra frenar la construcción de un barrio cerrado. Sin embargo,la causa se está desarrollando por el daño ambiental que provoca esta construcción dejando todavía en una gran disputa el derecho al territorio de las familias. Por eso, es muy importante que hoy, once años después, estemos acá. Hace once años, este territorio estaba a cielo abierto porque habían desmontado todo para rellenarlo, entonces así como el ecosistema se está regenerando, también lo están haciendo los lazos sociales. Acá nos encontramos algunos que nos vinimos a vivir a la isla recientemente, con las familias que han vivido aquí toda la vida, también con investigadoras e investigadores que nos interesa construir conocimiento de otra manera, no sólo un conocimiento extractivo del territorio, sino que queremos generar otros vínculos y aprender también de la producción de juncos, de los saberes isleños del territorio, dialogar en defensa del territorio y poniendo nuestras cuerpas que son, también, nuestro territorio. Estos últimos dos años han sido de muchísimo aprendizaje, de compartir, de aprender de la diferencia, de conocernos. Entonces hay mucho para festejar y mucho por delante también.
Hay que tener en cuenta que es un momento donde los emprendedores inmobiliarios están mirando al Delta porque es una zona que les genera mucha ganancia.Son territorios con mucha riqueza, entonces están todo el tiempo presionando. Por ejemplo, el avasallamiento de las lanchas particulares sobre esta isla, sobre este territorio es otra forma de avanzar sobre el ecosistema. Por eso nosotros también estamos en la defensa del modo de vida isleño y del tipo de lugar en el que queremos vivir. El modo de vida isleño no está escrito, lo escribimos todos los días.

web1
Desde el Observatorio también proponemos recorridas ambientales para escuelas de islas, terciarios y universidades que vienen a conocer el lugar y a aprender qué es un humedal, cómo es un humedal intervenido y también cómo empieza todo un proceso de restauración. También hay una huerta comunitaria que se está realizando con gente de la isla que surgió a partir de un foro de organizaciones isleñas que nos juntamos acá y sentimos la necesidad de empezar otra vez a producir, generando este espacio donde nos estamos alimentando algunos y algunas. También hay un emprendimiento apícola, de pesca y se colocaron paneles solares para pensar otras maneras de energía sustentable.
El plan de remediación implica pensar cómo se restituye o restaura el ecosistema, no sólo de manera prístina sino con la gente que vive acá.”