Repudio de ONGs y movimientos sociales al intento de nuclearizar America del Sur

06 de Septiembre de 2008

Recife/San Pablo/Buenos Aires

Despreciando la opinión pública de sus países, mayoritariamente contraria a la construcción de Centrales Nucleares, Lula y Cristina Kirchner anuncian una aventura conjunta  en el sector.

Los gobiernos de Argentina y Brasil anuncian hoy la creación de una empresa binacional destinada al enriquecimiento de Uranio, la producción de radioisotopos y el desarrollo de reactores nucleares.

La iniciativa  forma parte de un “Paquete Nuclear” conjunto mucho mayor, el cual involucra otros 61 proyectos en el sector. Todos ellos elaborados y decididos en secreto, sin ninguna consulta a las poblaciones, las comunidades científicas, ni siquiera a los parlamentos de los dos países al igual que en los más sombríos tiempos de las dictaduras que asolaran Brasil y Argentina años atrás.

Peor a ún, todo el paquete Brasileño-Argentino esta basado en planes megalomaníacos de instalación de 12 a 15 centrales nucleares en America del Sur hasta el año 2030, extendiendo la aventura nuclear a países como Chile, Uruguay, Peru y Venezuela. Bolivia y Ecuador podrían transformarse también en países participes de la proliferación nuclear en America Latina.

Lamentablemente, Argentina, a pesar de su situaci ón económica, decidió apostar a una forma de energía costosa y superada, al retomar las obras de Atucha II después de una parálisis de muchos años y anunciar la construcción de otras dos nuevas centrales así como la apertura de peligrosas actividades de minería de Uranio.

Por otro lado, el Brasil   vive una situación  de relativa estabilidad económica y opta por resucitar una industria nuclear que ya fuera responsable de un tercio de la deuda externa en la década de los 80, habiendo costado a las arcas públicas cerca de 40 mil millones de dolares según estimaciones oficiales. Cediendo a los delirios de funcionarios estatales del sector nuclear, algunos militares y algunas retrogradas minorías que ven a la bomba nuclear como algo esencial para Brasil, además de los intereses comerciales y militares en el ciclo del combustible nuclear, Lula anuncia la construcción de la Central Nuclear de Angra III a un costo adicional de mas de 4,5 mil millones de U$S así como de otras 6 centrales hasta el año 2030. Se genera así un nuevo agujero financiero e inevitablemente se encarece el precio de la electricidad al consumidor. El Presidente de Brasil es aun mas ambicioso: a pesar de no haberse resuelto hasta hoy el problema de la disposición final de los residuos nucleares de las centrales Angra I y II, lanzó el desafío de hacerlo en 60 días cuando la industria nuclear mundial no lo  ha logrado en mas de 50 años.

La actitud de ambos gobiernos solo puede considerarse como un total desprecio por la opini ón del ciudadano común de la región. El es quien deberá pagar la cuenta de este enorme “festival nuclear”. Más triste aun, es el ciudadano común quien estará expuesto a los riesgos del ciclo nuclear.

En un mundo en r ápida transformación frente al cambio climático gobiernos, científicos y simples ciudadanos de distintos sectores sociales buscan un nuevo modelo de  desarrollo basados en premisas como  el uso de fuentes de energía renovables y limpias, la transparencia y la participación de las poblaciones en la toma de decisiones que afectan sus vidas y en la búsqueda de la paz y la seguridad entre las naciones. Brasil y Argentina parecen no percibir la oportunidad del liderazgo que podrían ejercer al ensuciar sus matrices energéticas con la imposición de “paquetes nucleares ” y el fomento de un ambiente de inseguridad en la región.

Contactos
Brasil:
Sergio Dialetachi 00 55 11 84988028
Rafael Ribeiro, SAPÊ, 00 55 24 99436433 / 33670862
Argentina:
Pablo Bertinat: Taller Ecologista-Conosur Sustentable, 00 54 9 341 5429278 (desde afuera,  0341 155 429278 desde Argentina)
Roque Pedace, Amigos de la Tierra  00 5411 47735947 www.amigos.org.ar

Lista de instituciones que adhieren:

Brasil:
Núcleo Amigos da Terra/Brasil / SAPÊ – Sociedade Angraense de Proteção Ecológica / ATLAS – Terra de Laranjeiras / 4 Cantos do Mundo / APROMAC – Associação de Proteção ao Meio Ambiente/PR / Ecoa / Rede Alerta Contra o Deserto Verde RJ / INESC – Instituto de Estudos Socioeconômicos / Mongue Proteção ao Sistema Costeiro, Peruíbe/SP / CEACON / CDPEMA – Comissão de Defesa da Espécie e do Meio Ambiente, Guarulhos/SP / FASE – Federação de Órgãos para Assistência Social e Educacional / ISABI – Instituto Socioambiental da Baia da Ilha Grande / APASC – Associação Para Proteção Ambiental de São Carlos / CORES – Comissão Revitalização de Sepetiba / RBJA – Rede Brasileira de Justiça Ambiental / ABREA – Associação Brasileira dos Expostos ao Amianto / CEA – Centro de estudos Ambientais / AGAPAN – Associação Gaúcha de Proteção ao Ambiente Natural
Instituto Biofilia / InGá – Instituto Gaúcho de Estudos Amnbientais / Associação das Vítimas do Césio 137 (AVCésio) / FURPA – Fundação Rio Parnaíba / AIPA – Associação Ituana de Proteção Ambiental / ONG Preservação de Limeira / IMV – Instituto Madeira Vivo / Gambá – Grupo Ambientalista da Bahia / Greenpeace Brasil

Argentina:
Amigos de la Tierra Argentina / Taller Ecologista / Programa Argentina Sustentable / Bios Argentina / Greenpeace Argentina / Live Gaia / Oikos, Mendoza / Asociación Ecologista Piuke, Bariloche / Asociación contra la contaminación ambiental de Esteban Echeverría

Uruguay:
Red Uruguaya de ONGs Ambientalistas / REDES-Amigos de la Tierra Uruguay / Comisión en Defensa del Agua y la Vida / CLAES / CEUTA

Chile:
Instituto de Ecología Política / Chile Sustentable

Paraguay:
Sobrevivencia, Amigos de la Tierra Paraguay

Otros:
ILSA, Colombia / COECO, Amigos de la Tierra Costa Rica / Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe – ATALC / Programa Conosur Sustentable / International Rivers Network