Política de Agua y Ley de Glaciares en Argentina

Camino a la 1era Cumbre Latinoamericana del Agua para los Pueblos, en San Fernando del Valle de Catamarca, hemos elaborado el siguiente informe, que pretende ser parte de la futura publicación de ATALC, Amigos de la Tierra América Latina y el Caribe “Política pública de agua y derecho fundamental en América Latina: incidencia internacional frente a la construcción de la política y la implementación del derecho”

para-web

A pesar de los compromisos nacionales e internacionales refrendados por la República Argentina para abastecer a las personas de agua saludable y un ambiente sano, el rumbo de la política pública de agua en el país se encuentra supeditado a las políticas mercantiles que colocan el Derecho Humano al Agua en peligro. Precisamente, la vulneración del derecho humano del agua se vincula íntimamente a las corporaciones trasnacionales y los poderes económicos nacionales. A su vez, el Estado se retira de los territorios para permitir la entrada de agentes privados y la “Responsabilidad Social Empresarial”, en una clara estrategia de aplicación de políticas neoliberales.

Argentina posee varios miles de kilómetros cuadrados de glaciares en su territorio. Los glaciares se encuentran al oeste del país y se distribuyen a lo largo de aproximadamente 3500 km en la Cordillera de los Andes. Están presentes en 12 provincias y 39 cuencas hídricas. Los glaciares pueden dividirse en dos grandes grupos, los ubicados en ambiente glaciar y los ubicados en ambiente periglaciar o glaciares de escombro.

El objetivo primordial de la Ley de preservación de Glaciares, es protegerlos como reservas estratégicas de recursos hídricos para consumo humano, la agricultura y como proveedores de agua para la recarga de las cuencas hidrográficas, así como para la preservación de la biodiversidad. Asimismo, la Ley establece en su artículo 3 la necesidad de un Inventario Nacional de Glaciares (ING).

Sin embargo, y luego de su sanción, la Ley de Glaciares sigue sin aplicarse en su totalidad. Los glaciares siguen a merced de los intereses mineros trasnacionales y las comunidades y organizaciones continuamos reclamando su protección efectiva y el cumplimiento de la Ley de Glaciares, así como proponiendo soluciones soberanas y democráticas desde los territorios.

ENCONTRÁ EL INFORME COMPLETO HACIENDO CLICK AL SIGUIENTE ENLACE:glaciares 2018 ATA