Nuevos ataques a la vida isleña en el Delta del Paraná

Recientemente los pobladores del Delta del Paraná sufren nuevos embates por parte del poder político y económico: robo de botes y cierre de escuelas de isla: que tienen en común estos hechos? Mucho. Se trata de ataques al modo de vida isleño, ese que convive desde hace decenas de años con los humedales al norte de la capital de nuestro país.

Secuestro de botes e intimidación policial

El 19 de febrero, se presenta una denuncia ante el juzgado de San Isidro, encabezada por uno de los integrantes de la cooperativa la Esperanza, Pedro Andino. Pedro denuncia que la prefectura le secuestró una de sus embarcaciones que estaba amarrada en la puerta de su propia casa, de mañana, un día feriado. “Llevar con otra embarcación los barcos secuestrados, sin orden de allanamiento, sin orden del prefecto, sin nada. No me dieron ninguna explicación. Me dijeron que vaya a hablar con el jefe que estaba allá.  (…) soy un hombre de 74 años y que nunca tuve ningún problema” afirma.

denuncia

La Cooperativa, apoyada por el Observatorio de Humedales, una organización de organizaciones, denunció una vez más todos los atropellos y ataques contra la cooperativa en resistencia y los derechos de la población isleña a vivir tranquilamente particularmente de los habitantes del arroyo Anguilas y paloma que resisten al emprendimiento Colony Park, repudiado la  utilización de la fuerza oficial  (Prefectura) en pos del amedrentamiento hacia las poblaciones más vulnerables acompañados de la motivación de intereses privados como Colony Park S.A. y Parque de la Isla S.A.

Según Diego Dominguez, también integrante de la cooperativa “a lo largo de estos 10 años, hubo acciones de desalojo contra las familias, como en 2016 el desalojo de Pedro Andino, el mismo al que hoy le secuestraron ahora las embarcaciones. Luego de esa acción de prefectura en 2016 nos quemaron el galpón (de la cooperativa) con lo cual entendemos que siempre que existen estas cuestiones que prefectura interviene contra las familias, hay alguna acción violenta luego” y agrega “por eso entendemos que hay que denunciarlo y comprenderlo dentro en el marco de lo que es el vaciamiento de la isla. Entendemos que el modelo económico que se busca instalar en la isla, ellos buscan primero despoblar la isla, sacar a la población”escuelas isleñas

Cierre de escuelas isleñas

Mientras tanto, en otra parte de la ciudad, los docentes y la comunidad isleña reclamaban ante el Gobierno de la provincia de Buenos Aires, por el cierre repentino de 10 de las 30 escuelas de isla. La medida, tomada con la excusa de la cantidad pequeña de estudiantes en las escuelas de isla, en la cual los niños y jóvenes llegan vía fluvial, fue ampliamente resistida y repudiada por la población docente y no docente. La reubicación de los niños y niñas en nuevas escuelas implicaría mucho más tiempo de desplazamiento, además de eliminar espacios de comunidad como son las escuelas isleñas.

Según Luciano Iribarren, miembro del Observatorio de Humedales “la gente de la isla se está moviendo para una caravana en defensa de las escuelas, también en continente, para visibilizar esto(…) los docentes están peleando por la comunidad, por los derechos de los niños y niñas a tener educación” 

La comunidad isleña resiste de manera solidaria los embates del poder económico que busca extinguirla, lucha en distintos frentes a la vez, fortalece alianzas, se fortalece.

 Foto: FB/No Al Cierre de las Escuelas Isleñas