“Necesitamos una ciudad preparada para el cambio climático que se viene”

A tres años de la inundación en La Plata, hablamos con Alejandro Albano, representante de las Asambleas de Inundados en la ciudad.

12091426_540490799449768_1207751305820722736_o

El 2 de abril del 2013 la Ciudad de La Plata sufrió su inundación más importante: el agua se comió un tercio de ciudad y la vida de 89 personas. Las autoridades acusaron a las lluvias. Los vecinos, las universidades y los ecologistas vieron otras causas. Antes de ese fatídico día, no faltaron asambleas barriales que prevengan al gobierno sobre los riesgos de una inundación. Hoy, a casi cuatro años del hecho, la situación es la misma. Alejandro Albano, delegado de la Asamblea de Inundados de Tolosa, habló con Amigos de la Tierra para contar cómo sigue la lucha por una ciudad segura para los ciudadanos y para el medioambiente.

¿Cómo evalúan la actuación de las autoridades a 3 años de la tragedia?

Nosotros tenemos tres ejes por los que venimos luchando: justicia, obras e indemnización. En cuanto al primero, la causa penal la está tramitando el fiscal Paolini y estamos totalmente en contra de su actuación. Porque todo su trabajo y línea investigativa apunta a quitar de la cuestión a aquellos que nosotros consideramos son los principales responsables; ya sea el gobernador u el intendente de la ciudad; todos los referentes importantes que provocaron esa situación con su mala gestión. El fiscal dice basarse en que fue una lluvia excepcional, tomando arbitrariamente algunos informes de la Universidad local para justificar eso y apuntar sólo a figuras de poca importancia como son el Director de defensa civil provincial y municipal en ese momento. No hubo una verdadera intención de avanzar con la investigación y dar a conocer a los culpables.

En cuanto a obras, también nuestra mirada es crítica. A casi 3 años de la inundación, avanzaron sólo un 30 por ciento, según evaluaron nuestros veedores oficialmente reconocidos por el departamento de infraestructura de la provincia. El progreso es muy poco. Además, somos críticos de cómo se hizo: se están formando zonas de cuello de botella; si llegara a haber una lluvia, ni siquiera como la del 2 de abril pero una lluvia de irregulares intensidades, pondría nuevamente a la ciudad en peligro ¿Y por qué? por las malas acciones, mala planificación, una serie de errores que acusamos.  Incluso han dejado de lado cuestiones básicas, como puentes que hay a lo largo del Arroyo de Gato que no fueron considerados en el proyecto original. No alcanzó la deuda que solicitó la provincia para seguir con las obras y tuvo que volver a endeudarse. No sabemos de dónde va a salir ese financiamiento.

¿Y en términos de indemnización? 

Tanto a nivel provincial como municipal, falta una política que vea nuestra necesidad. Estamos en una zona inundable, con lo cual el estado debe accionar para que las familias ante estos eventos tengan una reparación u ayuda del estado que hoy no tenemos. La municipalidad aplica una política discrecional dando subsidios de 2500 pesos que, la verdad, no sirven para nada. Y a nivel provincial la ayuda apuntó sólo a los NDI  (hogares de necesidades básicas insatisfechas) dejando al resto sin ningún tipo de ayuda del estado.

 Hubo polémica sobre el posible aumento de los impuestos inmobiliarios…

Ahora nos encontramos con un cambio de gobierno provincial y municipal. El aumento inmobiliario lo vemos como una transferencia de recursos que debe soportar todo el pueblo porque se bajaron las distintas retenciones al campo. Se favorecen pocos, y lo soportan muchos. Y en el municipio el intendente está proponiendo una suba de tasas, diciendo que no hay una actualización del valor de las casas desde el 2012. No reconoce lo que sufrió la ciudad. Él tendría que saber que la tercera parte de la ciudad se inundó y los valores de las casas alcanzadas por un metro ochenta, un metro diez de agua, se redujo. La provincia también está enviando un aumento de tasas, lo que desconoce a otras zonas, además de La Plata, que también se inundaron.

¿Qué obras creen necesarias para evitar un nuevo 2 de abril?

Son un conjunto de obras estructurales que corresponden al ámbito provincial: adecuación de toda la cuenca de la región, no sólo del arroyo El Gato, Maldonado, los afluentes…. Ahora, deben ir acompañadas de medidas no estructurales: Tener un plan de alerta temprana, que aún no tenemos, para que ante un evento climático importante haya mecanismos para alertar a toda la población y se active un plan de contingencia. Para eso pedimos una mesa de trabajo con las asambleas y uniones barriales para que el vecino sepa cómo actuar ante el hecho de vivir en una ciudad inundable.

Las obras deberían estar acompañadas además por otros hechos: las viviendas ubicadas a lo largo de la cuenca del arroyo deben ser sustentables, deben permitir la adaptación de sus habitantes a una zona inundable. Como en el Delta u otros ejemplos dados por la Universidad de arquitectura local. Se han hecho propuestas en este sentido pero no han sido recibidas. Necesitamos tener una ciudad preparada ante el cambio climático que se viene.

12391293_563468287152019_7211487794096023036_n

El avance de las obras – Información difundida por la Asamblea de Inundados de Tolosa en su página de Facebook.

 

 El último diciembre, el caso de La Plata llegó a la Cumbre del clima en París ¿Cómo ven ustedes el factor ecológico?

Le damos importancia porque, con distintas asambleas que articulan el trabajo del medioambiente, trabajamos temas preocupantes como pueden ser la Ley de bosques, la Ley de humedales… que verdaderamente haya una protección de los mismos.

La Ley de bosques hoy en día, al menos la última propuesta generada por el UPS que es el organismo que gestiona esta propuesta en la provincia, tiene su mayor importancia en la cuestión económica y no ve que al haber menos bosques hay más inundaciones. Así pasó en Córdoba cuando se deforestó. También lo vimos en las inundaciones del litoral. Esas cuestiones están íntimamente relacionadas y nosotros estamos directamente involucrados. Por eso intentamos estar en contacto con distintas organizaciones del tema climático, porque somos nosotros, el ciudadano común, los que sufrimos las consecuencias.

¿Qué puntos en común vieron con las recientes inundaciones en el Litoral?

En el Litoral está más relacionado con la deforestación y emprendimientos privados que ocupan los humedales. Y los humedales justamente hacen de resguardo en las inundaciones.

También lo hablado sobre los sistema de alerta temprana y la adaptación de quienes viven en las veras de los ríos a zonas inundables. Eso no está. El Delta es un ejemplo para quienes viven en regiones ribereñas, que deberían adaptarse al medioambiente. Porque cuando vemos que la inundación se produce por lluvias del noroeste que provocan la crecida del río, eso debe preverse. Y no recién cuando ya es tarde y se depende de la solidaridad y los aportes de las ONG. El estado está ausente o, mejor dicho, está presente en la ausencia de políticas efectivas sobre prevención y sobre lo que sucede luego de una inundación.

 Ustedes realizaron reclamos, ante la urbanización de espacios verdes y el cinturón hortícola, acusando el incumplimiento del código de urbanización.

El código en nuestra zona favorece un crecimiento no planificado de la ciudad que promueve el negocio inmobiliario. Este código urbano, que se votó a medianoche con votantes que están hoy como funcionarios, porque las figuritas son siempre las mismas, ayudaron a generar una ciudad que ante un evento climático no puede soportarlo.

Además, la zona frutihortícola generó toda una impermeabilización del suelo que contribuyó al problema. Todo eso por falta de planificación de la ciudad, de modo que esta no puede desarrollarse sin propiciar un evento climático como el del 2 de abril.

¿Ven predisposición al diálogo desde las autoridades? Ustedes reclamaron que estaban siendo espiados por personal de la policía bonaerense.

A los dos días de la asunción del intendente tuvimos una primera entrevista, la cual tomamos como un hecho alentador. Pero, en la práctica, pasó un mes del encuentro y no tenemos una mesa de trabajo o ningún hecho concreto. Necesitamos una mesa de trabajo donde se gestionen los problemas que acusamos. El intendente debe ser quien lleve nuestros problemas a la gobernadora y no sabemos si lo está haciendo.

Respecto a lo de la policía: El fiscal Paolini dice que no tiene más que agregar y quiere cerrar la etapa de investigación. Nosotros nos opusimos e hicimos una presencia activa en el lugar donde está el jefe del fiscal para que vea que las Asambleas estamos en desacuerdo con la medida. Conseguimos que pospongan la suspensión de la investigación y entregamos los argumentos por los que creemos fue errónea la acción de de Paolini. En ese momento, los asambleístas involucrados fueron intimidados con seguimiento fotográfico. Esto evidencia las conexiones de la policía con los referentes políticos porque ¿quién los mandó a sacar fotos? Lo único que estábamos haciendo era una presencia activa en el ámbito de la justicia penal.

¿Cómo seguirá el accionar de las asambleas?

Hoy primero nos preocupa tener una mesa de trabajo en el ámbito municipal que nos de opciones concretas para los problemas que tenemos. Nos preocupa tener presupuesto provincial y saber si las partidas necesarias para la continuación de las obras están, si hay financiamiento, eso no lo sabemos. Sería interesante que en el ámbito provincial nos dieran participación para que podamos expresar esta necesidad de información que tenemos. Se habla de un endeudamiento muy importante pero no tenemos el detalle de para qué se quieren endeudar. Y por supuesto, trabajar en el ámbito de la justicia para que esto no quede dormido y haya responsables políticos. Sabemos que los hay. Porque ante una situación, que se sabía podía suceder, no hicieron lo que tenían que hacer. Son penalmente responsables por la inundación.

Finalmente, llevar al ámbito municipal y provincial políticas activas de ayuda. Entendemos que el partido que está gobernando hoy en Buenos Aires y La Plata aplicó en la Ciudad de Buenos Aires políticas de ayuda ante las inundaciones, sería un acto de coherencia que lo hicieran también en la provincia y en el municipio. Vamos a ver…