Minería: “parece que las compañías canadienses se han propuesto exterminar agua pura acá en San Juan”

Entrevista con Saúl Zeballos, integrante de la Asamblea Jáchal No Se Toca*

jachal no se toca 1

¿Cómo nació la Asamblea Jáchal No Se Toca?

“La Asamblea Jáchal No Se Toca nació un 27 de febrero de 2015, oponiéndose a la actividad de una minera que hacía exploración de uranio en La Ciénaga, a 20 kilómetros de acá del centro de Jáchal. Latin Uranium tenía convenios con unas compañías australianas. En esa oportunidad se juntaron aproximadamente 3500 personas acá en el centro de Jáchal, se recolectaron en 2 semanas 5600 firmas que se llevaron al gobernador de la provincia de San Juan de ese momento, José Luis Gioja”

“En septiembre de 2015 de ese mismo año ocurrió el derrame de solución cianurada en la cuenca del río Jáchal, se nos ocultó información igual que siempre (…) Y nos enteramos por un jachallero o una jachallera bien nacidos, que trabajando en la mina Veladero alertaron a sus familias para que no tomen agua. Porque veían que era algo grave, algo grande, y que no se nos había comunicado. Eso se hizo viral porque todos nos alertamos y desde allí la Asamblea Jáchal No Se Toca tuvo mayor preminencia por esto de la contaminación del agua.”

“Nosotros no queremos que se contamine el agua. (…) Ha venido contaminada y muy contaminada en diversas ocasiones, allí lo muestran los análisis químicos realizadas por la Universidad Nacional de Cuyo de Mendoza, no es que lo decimos nosotros. Es más, cada vez que había uno de estos eventos nos demoraban mucho tiempo para darnos esa información. Que no se contamine o que no se siga contaminando, que se restaure las condiciones del río Jáchal, que se cierre la mina Veladero en forma definitiva”

“Ellos hablan de cumplir las leyes. Son los primeros que no las cumplen. No cumplen con la Ley de Glaciares, no cumplen con la Ley de Residuos Peligrosos, y no cumplen ni siquiera con el código de la minería de la nación, que en su artículo 264 E dice que al que un tercer incidente grave en un establecimiento minero debe ser cerrado de forma definitiva la mina. No cumplen ni siquiera con eso. Entonces, bueno, ¿la ley para quien es, para los ciudadanos? ¿Que no tenemos poder? ¿Para nosotros? ¿Para las grandes megacorporaciones mineras no? (…)Por eso que pedimos en el año 2016 una consulta popular, por eso que pedimos en el 2018 una consulta popular, y nos negaron reiteradamente la posibilidad de ser nosotros los que decidamos por el futuro de nuestra agua.”

“Nosotros pedimos que se sanee el río Jáchal, que se cierre la mina Veladero en forma definitiva y que no se coloquen ningún proyecto minero más ni en las nacientes de río Jáchal ni en las nacientes o recargas del acuífero de Huachi.

jachal1

La lucha por el acuífero de Huachi

La Asamblea Jáchal No Se Toca presentó un proyecto de ley para preservar el reservorio de agua de Huachi, que abastece a la Ciudad de Jáchal para consumo humano.

“(…)había un proyecto de ordenanza que se presentó a principios del año por el concejal José Codorniu donde se quería ampliar una parte de protección del acuífero de Huachi, que es de donde nos traen el agua, se llama el acuífero de la Pampa del Chañar. Pero es conocido normalmente como acuífero de Huachi. En esta zona, hicieron una ley en el año 2010, la 1086L, en San Juan, la cual le daba protección a ese acuífero. Protección, pero sin sustento porque inclusive decía que si venía una empresa minera a querer explorar allí, podía explorar, y podía explotar, siempre y cuando presente un informe de impacto ambiental”

“El concejal Codorniu presentó un proyecto que se llama poligonal de amortiguamiento donde toda esta zona se le prohíbe las actividades mineras. De 11 mil hectáreas que es el proyecto original se iba a 72 mil hectáreas o 78 mil hectáreas en la protección. ¿Cuál es el problema? Que dentro de esas 72 mil hectáreas hay un proyecto que se llama Esperanza, que es el mismo proyecto minero Huachi, del cerro Huachi, y está dentro de esas coordenadas. Entonces, los concejales oficialistas no lo hicieron aprobar [a cambio presentaron y aprobaron un proyecto propio] ( …) [además] se mismo día se dejó sin efecto un proyecto de ordenanza que había presentado dos días antes el concejal Morales para que se haga una consulta popular para que los jachalleros decidamos si queremos que se haga megaminería en toda esa zona de influencia del acuífero del Pampa de Chañar”

“Una semana después, como hubo mucho ruido porque muchos jachalleros que no están en la Asamblea empezaron a darse cuenta de que evidentemente ese otro proyecto era una trampa. (…) ese segundo proyecto que es lo que decía que ya no se iban a hacer megaminería, ya expresaba, estaba redactado así, pero únicamente dentro de esas 11 mil hectáreas.”

“(…) Y no por ser política del Estado es algo bueno. En este caso, la megaminería en las nacientes de nuestros ríos y de nuestros acuíferos es una política del estado que extermina a los pueblos. En este caso, el pueblo de Jáchal que, como dice un amigo mío, lo han decretado zona de sacrificio. Y están explorando desde noviembre que se les dio la autorización por parte del ministerio de Minería, del ministro Hensel.”

“Nosotros no valemos como ciudadanos. Por qué no nos preguntar a nosotros en vez de decidir entre dos o tres trasnochados lo que va a pasar con nuestro pueblo, con el agua para nuestros hijos. O sea, eso es lo que no entendemos.”

La minera

La minera a cargo de este proyecto se llama Centenera Mining, y como tantas otras, tiene origen canadiense “parece que las compañías canadienses se han propuesto exterminar agua pura acá en San Juan. O sea, tenemos distintos casos, desde la irresponsable canadiense Barrick Gold, que nos contamina y nos contaminó el agua de la cuenca del río Jáchal. Y ahora esta empresa Centenera Mining que también tiene sede en Vancouver, Canadá.”

 “Nos quieren dejar condicionados a, o trabajas en la megaminería y te enfermas y pones en peligro a tu familia, la fuente de agua a tus hijos y tus nietos, o no trabajas, y te moris de hambre. Eso es perverso. Eso es la perversión a que nos quieren llevar el señor Sergio Uñac, el ministro Hensel y, por desgracia, los traidores del intendente Miguel Vega y el concejal Javier Llano, Eva Castro y Fernanda Díaz.”

¿Entonces piden que el gobierno promueva otro tipo de actividades económicas?

“Totalmente. Totalmente. Que Jáchal siempre se ha mantenido con otras actividades económicas, es más, en 1996, si no mal recuerdo, se terminó de construir el dique cuesta del viento, reservorio artificial del agua de la cuenca del río Jáchal, y se nos dijo que se iba a duplicar las hectáreas cultivables de 8 mil a 16 mil hectáreas en todo el departamento de Jáchal porque se iba a hacer otra red de canales paralela a la que ya estaba. Nunca se hizo esa red de canales para poder duplicar las hectáreas cultivables. O sea, acá hay un plan muy bien orquestado para condicionarnos de tal forma que no nos quede otra que aceptar este trabajo megaminero poniendo en riesgo la vida de nuestros hijos y nuestros nietos”

 “En la municipalidad en estos momentos hay 700 contratados, en el municipio de Jáchal, que cobran 4000-4500 pesos por mes, que de paso es el desempleo cero que nos prometieron con el tema de la megaminería, en el año 2001, 2002, nos dijeron que se iniciaba esa actividad megaminera y que no íbamos a tener desempleados en Jáchal. ¡Mentira! Otra gran mentira. ¿Dónde está el desempleo cero? Allí hay 700 contratados que cobran una mísera suma de 4500 por mes. Bueno, nosotros tenemos noticias de que se los ha prohibido que aparezcan en ninguna actividad que haga la Asamblea o que no aparezcan por acá por la carpa de la Asamblea Jáchal No Se Toca, porque si no les iban a quitar eso poco que tienen.”

“Por qué hace unas semanas atrás el juez Casanello dictaminó en base a lo que nosotros les habíamos propuesto desde la Asamblea Jáchal No Se Toca, que es querellante en esa causa en el juzgado de Casanello, en base a los derrames ocultados de diciembre 2017 y de febrero 2018, le pedimos que haga una serie de medidas. El juez Casanello dictaminó que se hagan las pruebas para determinar si esa contaminación está en los vegetales, que luego consumimos nosotros los jachalleros porque se riegan todas las hectáreas cultivables en Jáchal con el agua del río Jáchal. Que se hagan análisis de animales, que los animales también comen de las hierbas que crecen por el agua del río Jáchal y también toman agua del río Jáchal, para ver en qué condiciones están esos animales que nosotros luego nos consumimos también. En qué condiciones estamos los seres humanos. (…) Por eso es que no dejan que se haga una consulta popular, porque coacciona con la libertad de voto y decisión que tenemos los jachalleros. ¿Por qué no nos dejan decidir a nosotros? Porque no quieren conocer la verdad. Por eso”

Foto: biencuyano.com.ar y www.jachalnosetoca.com
(*la entrevista fue realizada el 22 de julio de 2018)