Informe de Corrientes

La Campaña “Alianza Regional contra los monocultivos forestales y de soja en la Cuenca del Río Uruguay”, en el marco del Programa de Bosques y Biodiversidad, ha realizado el pasado 22 de enero de 2010 un viaje a la localidad de Santo Tomé, Corrientes, Argentina, con el fin de afianzar lazos ya existentes y tender nuevos vínculos con pobladores afectados por la foresto-industria.

corrientes

Acompañados por la Asamblea Ambiental de Santo Tomé visitamos Virasoro, Garruchos y Garabí (José Rafael Gómez), tres localidades gravemente afectadas por la problemática mencionada, así como también por la futura construcción de una represa en Garabí, si así se concretara.

La vista en la ruta es alarmante: el horizonte ha sido ocupado por pinos, los bañados casi no tienen agua y los bosques nativos están por convertirse en un recuerdo. Aserraderos completan el paisaje: olor y humo que cubre la ruta, corriente intoxicada que enferma a pobladores adultos y niños. ¿Algo llamativo?, Garabí está rodeado: los pinos acechan a dos cuadras de las casas.

En Virasoro nos entrevistamos con Roxanne Steed, ex funcionaria de la Secretaría de Medio Ambiente y Turismo de esta localidad. Nos comparte su visión y preocupaciones por el avance del modelo agroforestal. Detecta que Virasoro tiene recursos y posibilidades, pero que falta gente con voluntad política para llevar adelante propuestas que beneficien al ambiente y a la población; de hecho, existe un Código Ambiental que está reglamentado, pero que no se cumple.

Iampoco existe un trabajo sanitario serio: hay aserraderos donde los empleados trabajan descalzos, y son los que resultan al mismo tiempo más nocivos. Nos relata la experiencia sobre residuos urbanos llevada a cabo durante su gestión como un ejemplo positivo y realizable desde los gobiernos, efectuada como proceso educativo y de sensibilización. Los aserraderos están instalados en el campo industrial, pero igualmente es cercano a los asentamientos de población. Un integrante de la Asamblea de Santo Tomé, relata que en Santo Tomé están directamente instalados en la ciudad, aprobados por Gobierno Provincial.

Un médico presente en el diálogo nos cuenta amargamente que desde el 2006 aumentaron las alergias, infecciones pulmonares y en la piel a causa de la industria forestal, que el 40 % de las consultas médicas son por problemas respiratorios y que el índice cáncer de pulmón en niños es alarmante: ya van 8 casos. Los motivos por los cuales la población está en silencio y normaliza una situación nociva son repetidos: miedo a perder el trabajo, o por la tradición familiar y social, que es de estrecho vínculo con Las Marías y Tapebicuá. “Es una población que vive y ha crecido con la industria forestal”.

Sobre los procesos de certificaciones, Roxanne recuerda sólo una reunión breve con Las Marías.  Las certificaciones no fueron consultadas a la comunidad: ni Tapebicuá, ni Las Marías, ni Pomera, ni Bosques del Plata lo hicieron, siendo éstas las principales empresas instaladas en la zona.

En Garruchos, pueblo que quedaría bajo el agua si se concreta la construcción de la represa de Garabí, tuvimos la oportunidad de hablar con los vecinos que llevan adelante la radio comunitaria y realizan actividades en la iglesia con niños y niñas, a partir de las Obras Misionales Pontificias. También participan de la Mesa de Gestión.
Nos cuentan que hoy su problema es la posible construcción de la represa de Garabí, que dejaría todo el pueblo de más de mil habitantes bajo el agua. Que es un pueblo acostumbrado a los planes del gobierno, pero que la mayoría de los que trabajan lo hacen en la empresa forestal. Hoy no tienen problemas con el agua potable, como sí le sucede a Santo Tomé, porque la toman de perforaciones.

Son una comunidad que puede organizarse: hace un tiempo pusieron un aserradero dentro del pueblo y consiguieron enviarlo a las afueras. Y las empresas, ¿consultaron a la comunidad para las certificaciones? Imposible saberlo; son tantas las personas que se acercan a hacer consultas y en tal desorden que no se sabe quiénes son unos u otros.