Feministas ecologistas en red

Transitando el camino hacia el 8 de marzo, y bajo el título de “Aportes y estrategias de las mujeres para el buen vivir” se realizó primer encuentro de la “Red de Mujeres defensoras del ambiente y el buen vivir” una articulación de mujeres ambientalistas surgida durante el último Encuentro Nacional de Mujeres, en Chaco.

red de mujeres

El encuentro, además homenajeó a la defensora hondureña Berta Cáceres, en el segundo aniversario de su asesinato. En el evento contaron con la presencia del hijo de la misma Salvador Zuñiga Cáceres. La Red busca desde una perspectiva de las mujeres, el diálogo entre democracia representativa y participativa. Por este motivo el encuentro se realizó en una sala el palacio de senadores, patrocinado por la senadora Odarda y el senador Solanas.  Las mujeres pidieron más involucramiento de la clase política en las problemáticas socioambientales, y no se callaron nada. Los problemas tratados fueron muchos, desde las fumigaciones hasta la megaminería, pasando por las problemáticas urbanas como la contaminación del riachuelo y el ataque al patrimonio en la ciudad de Buenos Aires.

Luego del plenario de la tarde, donde se redactó un manifiesto, se pasó a los paneles expositivos. Desde la Red paren de fumigar las escuelas los docentes Entre Ríos, denunciaron las fumigaciones a escuelas y salieron a defender a sus estudiantes con la misma pasión de siempre exigiendo “Agroecología YA”. Por su parte, Moira Millán representante (huerquén) de la comunidad mapuche Pillan Mahuiza y miembro de la Marcha de Mujeres Originarias, trajo a la mesa a la problemática indígena, el crimen no resuelto de Santiago Maldonado, la impunidad del asesinato de Rafael Nahuel, y aseguró que ve a este país dividido entre “suprematistas blancos y plurinacionalistas” así como llamó la atención sobre la “corpocracia” que nos gobierna y maneja los medios de comunicación, en el cual la comunidades indígenas son demonizadas. Chela Ignes, representante de la Asamblea el Algarrobo, de la ciudad catamarqueña de Andalgalá, reflexionó “cuando nos unimos en lucha somos fuertes”. Silvia Vidal, de la Fundación Ecosur, nos hizo notar que para muchas mujeres lo ambiental fue la puerta de entrada al mundo público, pero a partir de una amenaza concreta a su vida y la de sus seres queridos.

Y la lucha, y la defensa de la vida, se podían palpar en el aire: Berta estaba presente y multiplicada en cada una de estas mujeres. Muchas de ellas, como las madres de Ituzaingó, perdieron a sus hijos por efecto de  la contaminación ambiental. Otros, como Salvador, perdieron a su madre como efecto de los ataques a los defensores y defensoras del ambiente: Berta Cáceres fue asesinada el  3 de marzo de 2016 y su crimen continúa impune.  Sin  embargo, su hijo su hijo rescata el pensamiento vivo de esta luchadora y nos llama a seguir de pie con alegría, pero sin descanso.

Por este motivo este día se entregaron el premio del premio “Juana Azurduy” a la Lic. Yolanda Ortiz, primera secretaria de ambiente de la nación y los reconocimientos de la Red de Mujeres, bautizados “Berta Cáceres”, a reconocidas luchadoras de nuestro país y organizaciones que han realizado importantes aportes a la defensa ambiental. Sin duda el momento más emocionante de los muchos de la jornada fue el reconocimiento a la inclaudicable defensora de la soberanía alimentaria Miriam Gorman, que aseveró con entereza: “no les vamos a perdonar que mataron a Rocío y Nicolás, dos niños que comieron una mandarina envenenada (…) queremos justicia, no podemos permitir más que un niño muera. (…) como madres, como mujeres, defendemos la vida, y defender la vida amigos, es defender la vida con todo, es defender la paz, es defender nuestra soberanía nacional que también se la quieren llevar puesta como se quieren llevar a Honduras. Honor, gloria y homenaje a Berta Cáceres es estar de pie y no dejar que nos arrodillen,  que entreguen a nuestra patria detrás de este ecocidio y genocidio que están cometiendo

Para ver la ceremonia completa transmitida por el canal del senado: