“Es tan importante el humedal como las cataratas”

El 2 de febrero pasado, fecha en que se conmemora el día de los humedales, realizamos una visita al humedal de Berisso- Ensenada organizada por la Asamblea “Salvemos el Monte de Berisso”, integrada por vecinos y productores familiares de dicha localidad ribereña.

P1090530

La visita consistió en un recorrido en lancha por las Islas Paulino y Santiago, pasando por los clubes náuticos de la zona, tanto de Berisso como de Ensenada, así como la base naval – donde se encuentra emplazado el ex-Liceo Naval -, el Astillero Río Santiago y el puerto.

Además de la expansión urbana, esta zona se encuentra afectada por la reactivación del antiguo puerto y obras que se realizan desde el año 2010, habiendo sido la primera de ellas el terraplén costero, proyectado con el fin de contener las inundaciones a causa de las crecidas del río.

El mayor daño provino de la construcción de una nueva terminal de contenedores por parte del Consorcio de Gestión del Puerto la Plata, obra que fue concesionada a la empresa TECPLATA S.A., firma que actualmente se encuentra negociando la venta de la terminal a inversionistas chinos, de acuerdo a lo que trascendió en medios locales (diario Hoy y diario El Día de La Plata, www.berissociudad.com.ar)

Inaugurada en diciembre de 2014, habiendo transcurrido más de un año, la misma se encuentra sin funcionar. Además de la obra en sí, esta construcción ha afectado los humedales por el dragado de los canales de acceso y posterior refulado de parte de la Isla Paulino con el material extraído en los denominados “recintos”, con el consecuente desmonte de las inmediaciones al puerto, así como la especulación inmobiliaria para el uso de los terrenos rellenados.

Para intentar frenar la destrucción de los humedales, productores de Berisso han iniciado varias acciones judiciales, solicitando como medida cautelar que se dejara de verter el material de dragado sobre las islas y sobre el continente, medida que ha sido rechazada en dos oportunidades y cuyo pedido se ha reiterado antes de fin de 2015 a la espera de una resolución favorable. (GÓMEZ, Daniel c/Fisco de la provincia de Buenos Aires s/Amparo, acumulado a los autos FUNDACION AGRONEGOCIOS Y ALIMENTOS C/ TECPLATA S.A. S/AMPARO EXP.LP-11856-2013, Juz. Civ. y Com. Nro.4; y autos “DAWIDIUK, Gerardo y otro c/Consorcio de Gestión del Puerto La Plata s/Amparo, Expte Nro.LP-60828-2015, Juz. Civ. y Com. Nro. 18).

Las obras cuestionadas no tuvieron en cuenta que este humedal forma parte de la cadena de selva marginal costera que desciende desde el Amazonas hasta el Río de la Plata por sus orillas. En la provincia de Buenos Aires las zonas silvestres son tan pocas que bien merece la pena preservarlas, especialmente debido a la alta incidencia de inundaciones en los últimos años, que afectaron a varias ciudades de la región.

Ante otro hecho consumado como tantos en la costa del Plata, la Asamblea sostiene que las obras además se realizaron sin Audiencia Pública previa y en flagrante infracción a la Ley 12.756 que declara “Paisaje protegido” al Monte Ribereño y las Islas, violando a todas luces el marco general ambiental de la provincia de Buenos Aires previsto en la Ley 11.723,  la Ley general del Ambiente N° 25.675, la Ley 25.831 de libre Acceso a la Información Pública Ambiental y la Ley Nacional de Protección Ambiental de los Bosques Nativos N° 26.331.

Además de los desmontes y la especulación inmobiliaria, los vecinos temen la contaminación por metales pesados asociados a estas actividades y la pérdida de tierras cultivadas y cultivables por pobladores históricos.

Actualmente, el área se encuentra amenazada ante la proyección de otras obras de infraestructura, sobre todo viales, previstas por el Estado como necesarias para la reactivación del puerto, por lo que el debate seguirá vigente. A priori, los pobladores piden participar en la decisión de qué desarrollo se planifica para el territorio donde viven.