Encuentro Nacional de mujeres 2017, el país no es sin nosotras

Decenas de miles de mujeres de todo el país, nos dimos cita en la ciudad de Resistencia  los días 13, 14 y 15 de octubre, materializando el 32 encuentro Nacional de mujeres. Un encuentro de características únicas en América Latina y el mundo. Este encuentro, se compuso, entre otras actividades, por una multitudinaria marcha y por más de 70 espacios de debate en temas vinculados a la mujer  y a los géneros. 

encuentro de mujeres4

En un país sometido a una nueva arremetida neoliberal y con un sistema patriarcal vigente, las mujeres son las que más sufren los desafíos de supervivencia y cuidados, especialmente las mujeres pobres, perpetuando el mandato de la reproducción y el cuidado. Tanto mujeres como varones están integrados al mercado de trabajo, pero las mujeres se ven más afectadas por la desocupación 1. Una de las respuestas que articulan las mujeres ante esta situación es la autogestión mediante la economía social.

En el espacio de discusión sobre economía solidaria y cooperación se discutía el importante papel de las mujeres en esta concepción de lo económico. “En situación de crisis las mujeres somos las primeras que salimos a parar la olla” aseguraban las participantes. “Nosotras, que somos trabajadoras, es importante que charlemos que pretendemos del estado, porque de alguna u otra manera el estado está presente, aunque sea para controlar” afirmaban.

Aparecen las prácticas colectivas de las mujeres para alimentar a los barrios: 30 chicos, 200 chicos, 100 chicos en cada comedor. En cada comedor liderado y atendido por mujeres. Se discute la feminización de la pobreza:” voy a cumplir 50 años y todavía no tengo un trabajo en blanco” afirma una de las participantes. ¿Porque hay comedores? ¿Porque hay tanta necesidad ? se preguntan. En un aula atestada de ojos atentos se escucha a la que habla: no quieren inaugurar comedores, quieren darle trabajo a la gente.

encuentro de mujeres3

Las mujeres padecen mucho más la desigualdad. Piensan a la economía popular como una alternativa a la economía formal,  se piensan para hacer una alternativa real. Quieren unidades productivas, no asistencialismo. También se discutieron las caras ocultas: a veces no hablamos de la mujer y el consumo. Revisan como podemos formarnos porque no sólo es producir, sino consumir. Se planteó el desafío de generar actividades colectivas que excedan los emprendimientos individuales.

 Entre otros temas, por supuesto que las mujeres también hablan de medio ambiente.

Discuten el extractivismo como otra forma de colonialismo y denuncian las redes de trata derivadas de estas explotaciones. Rescatan a las mujeres como protagonistas de las luchas ambientales. Preocupadas por la criminalización de las luchas, mayormente sostenidas por mujeres, la estigmatización de los pueblos originarios para apropiarse de sus territorios y el sistema de producción y consumo impulsado a la vez, por la arquitectura Internacional del comercio que busca adaptar a las mujeres al capitalismo.

Pese a todo, las mujeres tienen esperanza. Y su esperanza, es colectiva: ” para generar un modelo diferente, diariamente hay que construirlo con el otro” afirman.

encuentro de mujeres1

1-( EPDH 2017 – encuesta permanente de hogares/ agencia CTA )