Encuentro de los pueblos que viven con los bosques

En el marco de las Jornadas por la SOBERANÍA ALIMENTARIA, se desarrolló durante el domingo 18 de octubre de 2009 en Buenos Aires – Argentina – el Festival de los “Pueblos que viven con los Bosques”.

A través del Arte como herramienta de LUCHA POPULAR, de expresión  y transformación, artistas, organizaciones sociales, movimientos indígenas y campesinos nos encontramos para hacer escuchar nuestras voces y compartir nuestras culturas.

La fecha elegida coincidió con la apertura del XIII Congreso Forestal Mundial (CFM) que se realiza en la ciudad de Buenos Aires desde el 18 al 23 de octubre, para manifestar frente a la misma sede del evento nuestro rechazo a los monocultivos forestales, a la privatización de la vida y al maquillaje verde de las corporaciones.

El CFM toma al bosque como un recurso a explotar y propone a las plantaciones como agronegocios bajo la forma de monocultivos forestales. Esto conlleva como único destino a la destrucción de los bosques nativos, sus pueblos, sus culturas y su biodiversidad. Será una instancia en la cual multinacionales y grandes inversores internacionales (avalados por los gobiernos) debatirán y harán acuerdos comunes para definir como continuar la explotación, desplazamiento y comercialización de NUESTRAS tierras, nuestros bosques y  las comunidades.

Frente al avance de los monocultivos forestales decimos:

  • Si a la defensa de la vida
  • Si a los territorios en mano de los pueblos indígenas y las comunidades campesinas
  • Si a una agricultura para la Soberanía Alimentaria
  • Si a los saberes tradicionales de nuestros pueblos

La lucha contra las plantaciones de árboles, es también una celebración de la vida, de la agricultura basada en la diversidad en manos de las pequeñas familias agricultoras campesinas e indígenas, de la restauración campesina e indígena del bosque y de tantas otras soluciones reales que existen. Esta celebración de la vida y de la resistencia, en este día de la lucha contra las plantaciones de árboles, nos hace caminar más juntos en la construcción de un nuevo mundo.

DEL BOSQUE VIVIMOS, CON EL BOSQUE VIVIMOS, POR EL BOSQUE VIVIMOS…
NUESTRAS VOCES Y OIDOS FRENTE A SUS MONOCULTIVOS