Empresas trasnacionales y derechos humanos

Comunicado de Prensa

Amigos de la Tierra Internacional

Para publicación inmediata, 28 de octubre de 2016

 

LA SEMILLA DE UN NUEVO TRATADO SOBRE EMPRESAS TRANSNACIONALES Y DERECHOS HUMANOS HA SIDO PLANTADA

Amigos de la Tierra Internacional (ATI) celebra el rápido aumento del apoyo, el interés y la movilización en Ginebra esta semana (del 24 al 28 de octubre de 2016), durante las conversaciones destinada a establecer un tratado nuevo y sin precedentes sobre las empresas transnacionales y los derechos humanos [1].

La creación de un conjunto de reglas internacionales y vinculantes tendrá profundas implicaciones para las empresas más grandes del mundo, obligándolas a respetar los derechos humanos como nunca antes habíamos conocido. [2].

“El presente Tratado siempre ha querido tener como destino establecer reglas vinculantes para frenar en el comportamiento de las empresas transnacionales y sus cadenas de suministro. El hecho de que tantos países -dirigidos por Sudáfrica y Ecuador- expresaran su apoyo inequívoco a normas jurídicamente vinculantes, pone el acento en la necesidad de una negociación ambiciosa y de largo alcance”. Dijo, Lucía Ortiz, de Amigos de la Tierra Internacional y coordinadora del programa de Justicia Económica y Resistencia al Neoliberalismo de ATI.

ATI celebra ver un número creciente de países, incluyendo la Unión Europea y los estados-miembros que participan en un intercambio positivo y constructivo, junto con organizaciones de la sociedad civil, abogados y otros. Miembros de ATI han pedido a sus gobiernos nacionales que participen en este importante proceso, ya que supone una oportunidad histórica para la justicia y para acabar con la impunidad corporativa.

Anne van Schaik, de Amigos de la Tierra Europa ha manifestado: “Estamos contentos de ver finalmente en la sala a la UE y a algunos estados miembros. En respuesta a la petición de 90.000 ciudadanos europeos que pidieron intensificar los esfuerzos para crear un Tratado que coloque a los derechos humanos por encima de los intereses corporativos.

Sin embargo, esperábamos ver una participación más activa en el debate y que los estados estuvieran más preparados. Pero al menos están en la sala. Ahora deben centrarse en la colaboración con la sociedad civil y las personas afectadas en todo el mundo, para iniciar la elaboración de los elementos concretos necesarios para un Tratado fuerte y eficaz “.

El Tratado también proporcionaría un contrapeso justo y muy necesario para enfrentar el continuo incremento en el número de acuerdos cada vez más controvertidos sobre inversiones y “libre” comercio, los cuales  promueven los derechos de las empresas transnacionales a expensas de los pueblos y el medio ambiente, haciendo que incluso puedan demandar directamente a los países en tribunales secretos [3].

Los debates de esta semana en Ginebra también destacaron por estar rodeados de una fuerte y creciente movilización de la sociedad civil, [4] con muchas aportaciones de las comunidades afectadas en todo el mundo que fueron formalmente invitadas a participar: se presentaron a los gobiernos los casos de violaciones de los derechos humanos por parte de empresas como Shell, Vale y Jindal África a los gobiernos. Los miembros de la red global de ATI contribuyeron formalmente con diez presentaciones e intervenciones detalladas [5].

“Más de un centenar de activistas de 29 países estuvieron presentes durante esta sesión en Ginebra, el movimiento de un tratado vinculante que coloca los derechos humanos por encima de los beneficios empresariales es ya una gran bola de nieve. La fuerza de la sociedad civil se puso de manifiesto en las actividades públicas al exterior, y en el interior, donde se realizaron intervenciones y propuestas concretas sobre el contenido. También estuvimos juntos mostrando nuestra solidaridad con el pueblo brasileño que desafía al actual gobierno ilegítimo en Brasil.” añadió Lucía Ortiz.

Amigos de la Tierra Internacional espera con interés la próxima fase de este proceso fundamental, cuando Ecuador, Presidente de la mesa, iniciará un proceso de negociaciones formales. Esperamos que habrá participación aún más amplia de todos los gobiernos en la ONU-en especial con más países de África, Asia y América Latina y el Caribe-que puedan beneficiarse de un mecanismo que aumente su capacidad para controlar las actividades de las empresas transnacionales, sobre todo cuando las amenazas y la criminalización de líderes sociales que defienden sus derechos y territorios de los intereses corporativos está alcanzando niveles de violencia sin precedentes.

También es importante seguir resistiendo a las empresas ‘que intentan influir en el proceso y debilitarlo, por ejemplo, restringiendo la participación de las compañías debido a los evidentes conflictos de interés.

La semilla por tanto ha sido plantada esta semana: ahora tenemos que crecer y nutrir este Tratado, para darle la fuerza-reglas y mecanismos- efectivos que permitan restringir y controlar los grandes negocios, y para disuadir y sancionar las violaciones de los derechos humanos por parte de las empresas más grandes del mundo.

Más información y contactos:

 

Lucía Ortiz, Coordinadora del programa de Justicia Económica y Resistencia al Neoliberalismo de ATI

+55 48 99150071, lucia@foei.org

Idiomas: Portugués, Inglés y Castellano.

 

Anne van Schaik, Coordinadora del programa de Justicia Económica de Amigos de la Tierra Europa

+31 6 24343968, anne.vanschaik@foeeurope.org

Idiomas: Holandés, Inglés y Castellano.

 

Khalisah Khalid, Jefa de la campaña y de la red, Amigos de la Tierra Indonesia/WALHI

+62813 11187 498, sangperempuan@gmail.com

Idiomas: Bahasa (Indonesio) e Inglés

 

Alberto Villarreal, Coordinador de la campaña de Comercio e Inversiones de Amigos de la Tierra América Latina y Caribe.

+598 98556360, comerc@redes.org.uy

Idiomas: Castellano e Inglés.