Cuando hablamos de otra economía, “se trata de sostener vidas, se trata de cambiar la historia”

Claudia Giorgi y Mario Brizuela vienen transitando hace más de diez años un camino que los llevó a ser parte de Cooperativa La Asamblearia, un colectivo que se mueve dentro de una red de productores a nivel nacional, la Red de Comercio Justo del Litoral, y que con su particular funcionamiento conforman una grieta, y una luz de cambio, dentro del sistema económico tradicional del mercado de la oferta y la demanda.

Ante diversas crisis en diferentes lugares, empezaron a surgir en distintas partes del mundo, conceptos de economía social, economía solidaria, comercio justo… En general surgían en el primer mundo para abastecer de los chocolates, flores, carne, etc. En Europa, pero con gente que pensaba en términos de “che paguemos algo justo”, por eso decimos que es una relación norte/sur la que empezó con todo eso.

 En Brasil con la situacion de pobreza extrema, y sobre todo en la zona de Rio Blanco, con un dirigente maravilloso que era Chico Mendes y Cáritas Brasil, no de otros lados, muy relacionado con los problemas sociales que lo rodeaban, comenzaron a invertir y algunos intelectuales empezaron a decir: qué bueno, dejemos el concepto de comercio justo que comenzó en el norte y hablemos de economía solidaria, social, de consumo responsable, o comercio justo… pero apropriémonos de esto. Y luego en la Argentina en el 2001, eclosiona como una gran crisis, pero ya venian de antes, del ’87-’88 estos conceptos, las universidades los venían manejando.

Hay distintas conceptualizaciones sobre qué es la economía social, la economía solidaria, hay mucho debate, y lo hubo siempre en todos los encuentros. Pero, en general, se trata de <otra economía>, por eso se habla de <alternativa>. No es un jueguito, se trata de sostener vidas, se trata de cambiar la historia. Hay planteos más profundos de si es revolucionaria o es antirevolucionaria… En fin, es muy complejo, como lo es la realidad, muy viscosa.

Pero lo que empezó a suceder son nuevas apropiaciones de la economia social. Y empezaron a aparecer personas que vendían productos a otros. Vamos a suponer que yo me llevo miel de la isla a donde vivo y la empiezo a vender, y me va bien, y vengo y me compro mas y me va bárbaro. Pero despues eso se fue desarticulando, porque yo encontré una miel más barata, entonces yo no te compro más en la isla. Lógicamente tengo que pensar en mi superviviencia de comerciante y no puedo comprar una miel que está lejos y cara, y paso a comprarle a otro. Digamos que este tipo de contaminacion en este tipo de comercializacion empezo a ocurrir

Dicho esto, muy resumido, nosotros nos encontrábamos, yo como desocupada en el 97, era docente y cerraron muchas escuelas de la Provincia de Buenos Aires, cuando echaron ñoquis, me echaron a mí por ejemplo… Entonces yo entré a esto como desocupada y me encontré con asambleas en la efervesciencia del 2001, yo ya vendía cositas… y una asamblea, la de Nuñez-Saavedra, se planteó formar una cooperativa de consumo, tomar estos conceptos que venían de afuera, en Argentina los estaban desarollando un par de universidades nada más. No era como en Brasil que había muchos intelectuales laburando en esto, y decían que el consumo bien dirigido iba a cambiar la historia. Incluso un escritor dijo : « el poder del consumidor es planetario » porque el que elige en la góndola puede hacer fundir lo que quiere, pero como está tan atomizado hay que trabajarlo.

Entonces formaron una cooperativa de consumo, para consumir aquellos productos que venían de los nuevos desocupados, de todos los colectivos en crisis, de los productores de base que tenían problemas de tierra, que entonces no pueden legalizar su producciones, de empresas recuperadas… De ahí comenzó esta cooperativa.

Con los años, nos hemos fundido varias veces, cambiamos de lugar, porque de verdad se hace camino al andar. Hemos tenido diferentes espacios publicos, los hemos tomado, hemos participado de ferias, hemos generado mercados con otras organizaciones. Pero hoy dia y desde el 2008, cuando más o menos empezamos a consolidar una práctica, dijimos vamos a ver si funciona, no hablemos, y en el 2010 lo empezamos a contar y hoy lo seguimos contando, porque funciona. Qué es?

Un sistema de comercializacion muy parecida a esta metáfora de “atrapasueños”. Es una trama así, además es irregular con espacios más grandes, con lugares mas concentrados, porque vos tenés el Gran Buenos Aires, Rosario, Capitán Bermudez, la villa del fondo donde está la pastera en Rosario, Mendoza…

Y en Buenos Aires (B.A.) también hay un Gran B.A.: San Miguel, Martelli, la Tablada; ahí hay productores. En la Tablada hay un productor de cerveza, en San Miguel vivo yo, acá hay uno qué hace pan, alla hay uno que tiene dos hectáreas y hace vino, en Salta hay una cooperativa que tiene problema de tierra desde haces muchos años, con temas muy graves respecto a la comercialización y genera vino torrontés, en Misiones hay yerba…

Entonces, entre todos estos puntos, hay 6 puntos que son de gran consumo, como BA, Rosario, Bermudez, Mendoza. Otros no, por ahí en el monte cordobés hay uno donde el consumo baja muchísimo, por una cuestion de población. En esos centros grandes es donde más se concentra la comercialización. Los productos de todos estan en todos los nodos, sobre todo en esos lugares grandes, donde apostamos y genramos nuevos nodos de comercializacion.

Yo hacía mayonesas vegetales y voy a una feria, pero mi techo es limitado, no puedo ir a cien ferias. Entonces yo hacía una mayonesa para esta feria. Ahora cuando podía ir a dos, hacía dos mayonesas. Estoy tratando de explicarlo lo mas claramente posible. Después tenía que venderal… a veces me volvía con la mayonesa, y a veces había más demanda, pero ese era mi techo. Hoy mi mayonesa está en todos los nodos, por lo tanto yo tengo que hacer doscientas mayonesas porque hay nodos donde hay gran demanda. Ahora bien, <no hay ningun comercializador, distribuidor, que decide si me compra a mi o le comprar más barato a otro, acá el intermediario no existe. No hay que decirle, che no ganes mucho… En cada lugar donde estamos, lo que hacemos es recibir por intercambio los productos del otro. Entonces yo en esta feria donde estaba, ya no tenia una mayonesa, ahora tenia una mayonesa y una yerba. Porque mi mayonesa estaba en Rosario que habia llegado por intercambio por esa yerba.> Entonces yo ya tengo otra realidad que por lo menos se divide en dos ventajas. Desventajas hay muchas: logistica, cansancio, costos, ríos que hay cruzar, pero son fisicas.

Hay dos cuestiones claves que cambian ya la realidad:

-primero, ya no hago una mayonesa sino que tengo dos, porque ya la tengo en otro lado. Con la misma energía de venta. Pero además ahora tengo que vender una yerba para cobrarme mi segunda mayonesa, porque yo vendo la yerba, pero no le pongo margen de ganancia, no me meto con intermediaria con el yerbatero, no le saco nada al yerbatero. Al yerbatero se la vendo a su costo, mas todos los flete y logistica hasta que llegue, pero me cobro mi mayonesa. Entonces yo ya vendo en dos lugares : primera ventaja

 -segunda ventaja: donde yo estoy, mi oferta cambió. Eso es una cualidad que nos cambió muchisimo el contacto con el consumidor, porque yo en vez de tener un puesto de 1 metro con la lógica de la feria, qué es muy individual (somos capitalistas enanos a veces, micro pero somos, hay camaraderia, que no es solidaridad).

Pero en vez de tener una mesa con mayonesa ahora tengo yerba también, entonces ya vienen mas consumidores, entonces tambien ya multiplico la demanda de mayonesa en mi propio nodo.

Estas dos ventajas de estar en varios lados y de cambiar la oferta, empézó a desarrollar esto. Entonces hay incorporaciones de gente que dice : «che a mi me interesa eso. Entonces con los años y con muchos kilometros y muchos errores… hoy hay cereales, legumbres, mucha agroindustria, porque… qué hacemos los qué vivimos en las grandes ciudades ? Empieza a haber agroindustria casera, pero del interior empieza a venir tomate, vino, azúcar, yerba, harina, arroz, lentejas, lo que no tengo ni en el periurbano. Y a su vez hay frescos, hay verduras, panificación.

Entonces, empezó a complejizarse la comercialización en cada nodo, y cada nodo es distinto, no son similares, en uno va a haber más verduras en otro va a haber muchos textiles, en el otro el textil no funciona, en otro va a haber una enorme cantidad de demanda de agroindustria, en algunos casos va a haber más demanda de básicos como yerba, azúcar y demás.

Entonces qué pasa en cada nodo? Algunos venden mas porque están en Palermo, otros venden menos porque están en San Miguel, y otros venden mucho menos porque están en San Rafael, Mendoza, pero emiten mucho producto. 

Además, todo el mundo qué quiere? yerba, azúcar, vino. No quiere berenjenas, ni aritos…

Entonces empezó a haber desarollo de nodos distintos. En B.A. empezó a haber más líquido, más cash, y en San Rafael hasta que vende el arroz que le mandamos, pero necesita el cash porque mandó 30mil pesos de vino y ya se acabó acá y tiene que mandar otros 30mil… Ya no los quiere mandar al mercado porque le gusto esto. Hay otros que mandan lo que se puede, y lo que no, lo malvende en el oligopolio local que le paga dos monedas. Porque todo esto es a precio justo, a precio del productor, a lo sumo nos asesoramos, pero el precio lo pone cada uno.

Entre esas desigualidades en la red, de que en Rosario se va a vender mucho más, en Misiones se va a vender muy poco, pero de Misiones viene 40mil pesos de azúcar para todos los compañeros de la red. Entonces que empezó a suceder ? Estos lugares empiezan a hacer más compras a esas redes, a los lugares del interior, donde sólo viene de allá; no va a venir nunca del Delta 30mil pesos de vino. Va a haber cestería, va a haber artesanías, va a haber gran valor agregado en algunos artesanos y en otros va a haber productos basicos, que valen poco. Eso también es otra desigualidad. Entonces todo este tipo de desigualidades, les vamos discutiendo politicamente, a ver qué hacemos ? Todos necesitamos azucar en la red, bien bueno. El nodo de BA en carga de comprar 20mil pesos de azúcar a la red. Ahí la economía social empieza a cumplir algo que lo hablaron los brasileños, los franceses, en los ‘80: En el verdadero consumo, el consumidor le va adelantar el dinero al productor, y el productor se va financiar!” No necesito un capitalista, no se necesita hacer rico a alguien, no hay que entrar en un negocio financiero. Esa apuesta nunca la pudo cumplir la economía social, y menos con los esquemas que ocurriron acá, que fueron de: “ah! Yo comercializo solidaridad, entonces te compro a vos y a vos, lo vendo con lo mío pero a todo le pongo un porcentaje.” Eso no está ni bien ni mal… No sé si es marxista, o qué es, pero es un mercado. Y nosotros de ese mercado ya nos caímos y quedamos en el medio de la calle vendiendo pan arriba de la bicicleta. Entonces eso no lo reproducimos más..

Qué pasó en estos años? Está funcionado a un punto tal, que ahora hay mas demanda que oferta, porque el consumidor, que no está preparado, empieza a consumir cosas de calidad, porque tiene correlato directo esta produccion: Una es la sustentabilidad ecológica, porque estos productos si o si son agroecologicos, o vienen de la agricultura familar o de la agricultura pequeña. Si hay textiles son de fibra natural. Tenes la mente abierta y ya estás pensando en formas renovables de energía, cómo poner menos plástico en los envoltorios. Entonces hay un monton de correlatos que per se empiezan a ser agroecológico, porque ya lo era de antemano. El que hace el vino y el tomate en el movimiento nacional campesino, ellos ya eran agroecologicos, no tienen que ir a la agroecología.

Basicamente lo que nosotros planteamos es un tema comercial-económico, salir del mundo financiero, entrar al comercio legítimo, consumir, insumir (usar insumos). Es decir cada nodo empieza así:

1)En cada nodo primero consumo, yo no te vendo nada para que vendas. Vos qué vas a consumir ? Azúcar. Cuando vos ya esta consumiendo de este sistema, necesitás insumo, van insumos. Cuando ya tenés consumo e insumo, ahí la comercialización. Y el porcentaje de comercializacion que es legítimo porque es necesario, porque vos en un lugar pagás alquiler, en otros no, pero tenés detergente o tenés impuestos. Entonces, los gastos que se generan en cada nodo, están sustentados por la misma comercialización, pero nadie se lleva del producido de otro.

2)La otra consecuencia es que no hay una economia del eficientismo, de cómo con un recurso escaso tratar de sacar lo máximo, con el cual va la idea de bajar la hora de trabajo, sino más bien una economia de plenitud, lo que hay, hay y tiene que circular y consumirlo. Tiene que circular. Usarse insumos, generarle valor agregado, luego comercializarlo, ponérselo al consumidor, intercambiado tambien por servicios no solo por productos.

Hoy somos 7 nodos, los grandes digamos, con dos lugares muy grandes de comercialización que hasta pone en jaque a las producciones porque hay más demanda que lo que se puede producir, y ahí decidimos por el productor, otra cosa importante.

El ultimo almacén que abrimos, qué es muy grande, lo llamamos de las tres ecologías, es un concepto de un filosofo italiano. No es sólo la ecología, la sustentabilidad ecológica que ahora se la apropió el mercado para vendértela, sino real. Después está la ecología de la propia subjetividad, el bienestar personal, y la ecología social. Porque Argentina hoy es el segundo país exportador de productos orgánicos [certificados]. Podríamos producir mucho más y dejar de producir “Monsantos” y todo eso. El problema es que [bajo esos sellos] siguen laburando chicos en las fincas, sigue habiendo trabajo explotado y subyace el problema grave de la tenencia de la tierra. Además, despolitizado la comercialización de mi nuevo emprendedorismo y se me quedan con el porcentaje de venta, entonces vuelvo al mismo mercado pero más pobre.

Hay consumidores que son detestables y hay consumidores que son maravillosos, que se han hecho en estos años, que nos han seguido, que saben y que se adaptaron a que <no hay de todo todo el año>, y esperan, y que han comprado sin etiqueta porque falló la impresora… O sea, ya hay algo que funciona. Las certificaciones no nos importan y te tenés que resistir todos los días a transformarte en una tienda ecológica.

Qué NO hacemos? Reventa. La desigualdad de tener entre el sueldo más alto en el mundo y el más bajo, son 25 veces. Eso es porque hay venta, porque hay márgenes.

El colectivo es el que intercambia. Colectivo es lo que se necesita.

Nosotros no queremos dinero de Rosario, queremos garbanzos! 

Donde compran para el mate? Van al chino ? NO! compren acá.

Otro error. Todos repartimos en Florencio Varela, todos en Belgrano… Los autos se funden, nosotros estamos “así” (cansados), en vez de decir… La Capital, por qué no la tomamos todos?

Y ojo, se corre el Estado, y no se cae esto.