Costas, el debate invisible

Con la última modificación del código Civil, en el año 2014, perdimos el acceso a nuestras costas.

Esta norma se aprueba en un contexto donde el mercado inmobiliario de neto perfil especulativo rentista se ha posicionado como actor principal en los procesos de producción urbana. El abandono de los Estados a la actividad de planificación urbana permite que sólo criterios puramente económicos regulen la construcción de las ciudades,  resultando en otro gran negociado inmobiliario y perdida de espacio público. Se trata de 22000 hectáreas cedidas a propietarios adyacentes a las costas.  Este avasallamiento tuvo poca repercusión mediática pese a la protesta de las organizaciones.

logo humedales defCURVAS

El año pasado, se presentó un proyecto de Ley para restituir el camino de sirga original, de 35 metros de ancho, el cual brindaría nuevamente el acceso público a las costas de cuerpos de agua. El proyecto está en la  Cámara de Diputados y corre el riesgo de perder estado parlamentario, es decir, de “vencer” y darse de baja, dado el manifiesto desinterés de las comisiones de debatirlo y aprobarlo.

Las tierras públicas son nuestras y de nuestros hijos. No podemos permitir su privatización. Cada espacio privatizado es un retroceso en la transformación hacia una sociedad más justa y un ambiente más sano. Las costas también son humedales, por lo que estas áreas deben ser especialmente protegidas de la actividades especulativas y el daño ambiental.

Más info:

http://amigosdelatierra.org.ar/index.php/modificacion-del-codigo-civil-el-acceso-a-los-rios-en-grave-riesgo/