Conferencia sobre cambio climático en París: la gente está decidida a movilizarse por la justicia climática

AVISO A LA PRENSA

Amigos de la Tierra Internacional

27 de noviembre de 2015

Conferencia sobre cambio climático en París: la gente está decidida a movilizarse por la justicia climática

Activistas y expertos están disponibles para informar a los periodistas sobre lo que sucede en las negociaciones y para contar historias y luchas personales, a menudo de zonas afectadas por la injusticia climática. La información de contacto de los delegados de ATI y de sus grupos miembros en París a partir del 28 de noviembre están disponibles en el siguiente enlace.

París, Francia, 27 de noviembre de 2015 — Más de 147 Jefes de Estado darán inicio el 30 de noviembre a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que durará dos semanas y en la que se prevé que se alcanzará un acuerdo mundial sobre el clima sin precedentes, pero poco ambicioso, que entraría en efecto en 2020.

Amigos de la Tierra Internacional, la mayor red de grupos ambientalistas de base del mundo, no tiene muchas expectativas con respecto a la conferencia sobre cambio climático de las Naciones Unidas en París.

“Lamentablemente, a nuestros gobiernos les falta ambición. No vemos un compromiso para adoptar las medidas urgentes necesarias para impedir el cambio climático irreversible y proteger a las personas de sus efectos. Sobre la base del texto propuesto, podemos vislumbrar que el acuerdo de París no asegurará un clima seguro ni justicia climática para las personas afectadas. Esto marca un fuerte contraste con las medidas adoptadas por las personas que se movilizan en todo el mundo, que se oponen cada vez más a la extracción de combustibles fósiles y allanan el camino para sociedades con un clima seguro”, afirmó Jagoda Munic, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional.

Se prevé que cientos de miles de personas se manifestarán en 150 países en la víspera de la conferencia para exigir medidas reales para combatir el cambio climático. Los activistas y expertos de Amigos de la Tierra Internacional y sus grupos miembros participarán en marchas en diferentes países el 28 y 29 de noviembre. Además, organizarán varias actividades paralelas en París durante la cumbre y seguirán las negociaciones de cerca. [1]

“La gente sabe que esta vez no podemos depender de la buena voluntad de nuestros Gobiernos para que salven el mundo. Necesitamos la presión de la sociedad civil en París. Ya ha comenzado la transformación hacia la energía renovable, controlada por la sociedad, encabezada por los verdaderos líderes: las personas. Si las soluciones de la gente son aceptadas a nivel universal y no siguen siendo postergadas por los encargados de adoptar decisiones, ni socavadas por los incentivos de las empresas, juntos podremos avanzar hacia el logro de sociedades con un clima seguro”, afirmó Lucy Cadena, coordinadora del programa Justicia Climática y Energía de Amigos de la Tierra Internacional.

“Un acuerdo en París solamente podrá ser exitoso si logra pasar la prueba de la gente, es decir, si cada país se compromete a reducir la parte que le corresponde de sus emisiones a nivel nacional; si el acuerdo incluye fondos y transferencia tecnológica adecuados del Norte al Sur y un mecanismo aparte para pérdida y daños; si aborda la necesidad de una transición justa para garantizar los derechos de los trabajadores; y si se centra en soluciones reales y transformadoras, en lugar de las falsas soluciones promovidas por el lobby empresarial. Lamentablemente, no creemos que cumplan con esas demandas, lo cual solamente aumenta nuestra determinación de presionar con más fuerza ahora y en 2016”, añadió.

Millones de personas ya están pagando la inacción de los Gobiernos con sus propias vidas. La crisis climática afecta de manera desproporcionada a los países y a las personas más pobres, que no son responsables de la crisis climática que afrontamos. Los países más ricos y desarrollados del mundo son los más responsables del cambio climático, ya que lograron desarrollarse contaminando. Estos países han tomado una parte mucho mayor del espacio atmosférico de la que les correspondía y deben reducir sus emisiones drásticamente y transformar por completo sus economías y sociedades, según Amigos de la Tierra Internacional.

“Muchos políticos están siendo presionados por las empresas trasnacionales que lucran con los combustibles fósiles y la energía sucia. La presión de las empresas da lugar a la promoción del carbón, la fracturación hidráulica, la energía nuclear y las falsas soluciones como los mercados de carbono, la compensación y la agricultura industrial tanto en las Naciones Unidas como a nivel nacional. El Gobierno francés no es la excepción: eligió a dos empresas de combustibles fósiles y de energía nuclear, como EDF y Engie, para patrocinar la cumbre sobre el cambio climático”, declaró Malika Peyraut, campañista de energía de Amigos de la Tierra Francia.

Las grandes empresas están gastando elevadas sumas de dinero a través del lobby y del “lavado verde” para socavar la adopción de medidas para combatir el cambio climático. Los Premios Pinocho sobre el Clima se celebrarán el 3 de diciembre en París y destacarán a algunas de las empresas que son más responsables de socavar la acción para combatir el cambio climático. [2]

VÉANSE A CONTINUACIÓN LOS ANTECEDENTES DE LA CONFERENCIA SOBRE EL CLIMA EN PARÍS

PARA MÁS INFORMACIÓN

Portavoces:

Jagoda Munic, presidenta de Amigos de la Tierra Internacional: +385 98 17 95 690 o +33 6 07 10 42 13 (29 de noviembre a 12 de diciembre) o correo electrónico jagoda@zelena-akcija.hr

Lucy Cadena, coordinadora del programa justicia climática y energía, Amigos de la Tierra Internacional, +44 7580 270129 o +33 6 07 10 39 62 (29 de noviembre a 12 de diciembre) o lucy.cadena@foe.co.uk

Malika Peyraut, campañista de energía, Amigos de la Tierra Francia, + 33 6 88 48 93 68 o correo electrónico: malika.peyraut@amisdelaterre.org

Encargados de prensa:

Línea de prensa de Amigos de la Tierra Internacional: +31 6 510056 30 o +33 6 07104509 (29 de noviembre a 12 de diciembre) o correo electrónico: media@foei.org

Pierre Sagot, encargado de comunicaciones de Amigos de la Tierra Francia, +33 86 41 53 43 o correo electrónico:communication@amisdelaterre.org

Francesca Gater, coordinadora de comunicaciones de Amigos de la Tierra Europa, + 32 485 93 05 15 o correo electrónico: francesca.gater@foeeurope.org

NOTAS A LOS EDITORES
[1] Los activistas y expertos están disponibles para informar a los periodistas sobre lo que sucede en las negociaciones y para contar historias y luchas personales, a menudo de zonas afectadas por la injusticia climática. La información de contacto de los delegados de ATI y de sus grupos miembros en París a partir del 28 de noviembre están disponibles en el siguiente enlace:
http://www.foei.org/wp-content/uploads/2015/11/Foei-PRESS-contact-sheet-from-28-Nov-Sheet1.pdf
[2] http://www.pinocchio-awards.org/
Para más información sobre los Premios Pinocho del Clima sírvase contactar a Sam Fleet, encargado de comunicaciones de Amigos de la Tierra Europa: + 32 470 07 20 49 o correo electrónico: samuel.fleet@foeeurope.org

CUMBRE SOBRE EL CLIMA DE PAÍRS – ANTECEDENTES

 

¿QUÉ SE PUEDE ESPERAR DE LAS NEGOCIACIONES SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO DE PARÍS?

Los líderes políticos están ofreciendo en general soluciones falsas, como ampliar los mercados de carbono, REDD y compromisos voluntarios e insuficientes para reducir sus emisiones.

La falta de acción de nuestros gobiernos es evidente: sus compromisos no vinculantes y otras promesas vacías en París serán totalmente insuficientes para hacer frente a la urgencia de la crisis climática.

Las actuales Contribuciones Previstas y Determinadas a Nivel Nacional (INDC) que se propondrán en París nos encaminan hacia un calentamiento global promedio de 3,5°, que claramente provocará un desastre climático. Hasta el momento, los Gobiernos ricos no han contribuido la porción que les corresponde para reducir las emisiones mundiales y detener el calentamiento global medio por debajo de 1,5 grados. Además, no están incorporando un compromiso para la eliminación progresiva y a tiempo de los combustibles fósiles lo antes posible (a más tardar en 2050). Sus compromisos financieros con los países afectados por el cambio climático y los que ya están experimentando pérdidas y daños provocados por el cambio climático son absolutamente insuficientes.

CUMBRE SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO EN PARÍS: ¿TRIUNFAREMOS?

En junio de 2015 los movimientos sociales de las comunidades afectadas por el clima del Sur global, así como grupos religiosos, de trabajadores, ambientalistas y de lucha contra la pobreza, que representan a decenas de millones de personas de todo el mundo, entregaron una declaración sin precedentes a los ministros de todo el mundo que estaban reunidos en la Asamblea General de las Naciones Unidas para hablar sobre el cambio climático.

La declaración, titulada El Clima Bajo la Lupa de los Pueblos 2015, que establece el mínimo que se espera de la conferencia sobre el clima en París, está disponible en inglés, francés y español en el siguiente enlace:http://peoplestestonclimate.org

Si los políticos no pasan la prueba, tanto ellos como la Conferencia habrán fracasado.

Habida cuenta de la situación actual de las negociaciones y de los planes de acción para el clima a nivel nacional, Amigos de la Tierra Internacional considera que la cumbre sobre cambio climático en París no logrará adoptar las medidas que se necesitan urgentemente. La reducción de emisiones que los observadores creen que se acordarán en París no serán suficientes para ayudar a las poblaciones del sur a adaptarse al cambio climático ni para indemnizar a quienes sufren pérdidas y daños irreparables a causa del cambio climático.

¿CUÁLES SON LAS VERDADERAS SOLUCIONES A LA CRISIS CLIMÁTICA?

Hay soluciones reales a la crisis climática. En todo el mundo, hay personas que están creando las soluciones de energía limpia y segura que necesitamos y se niegan a utilizar proyectos de energía sucia y ayudan a detenerlos. Por ejemplo, impiden el uso de combustibles fósiles, crean soluciones energéticas sustentables gestionadas socialmente, promueven reducciones drásticas de las emisiones de carbono, transforman nuestros sistemas de alimentación e impiden la deforestación.

Nuestro sistema energético actual es insustentable, pero es posible realizar una revolución energética para crear un sistema climáticamente seguro, justo y sustentable que asegure el derecho básico a la energía para todos.

El movimiento a favor de alternativas reales está creciendo y se está fortaleciendo cada día y 2016 será un año de acción, un año en el que las demandas de los pueblos y las soluciones de los pueblos ocuparán un lugar central. Las personas de todo el mundo están exigiendo una transformación del sistema actual de combustibles fósiles promovido por las empresas, hacia un sistema de energía renovable socialmente controlado y gestionado.

La gente quiere un compromiso con la energía verde, segura, sustentable y justa que se base en el ahorro energético y la energía socialmente controlada. Lo mínimo indispensable para resolver la crisis climática es una transformación sistémica de nuestros sistemas energéticos.